GP Estados Unidos [Vídeo] John Watson y la mayor remontada de la historia

John Watson logró cinco victorias en su carrera en la Fórmula 1. La última, en Long Beach, en 1983, fue muy especial: nunca nadie se ha impuesto en un Gran Premio saliendo desde un puesto más retrasado en la parrilla.


John Watson y el McLaren MP4-1. Foto: McLaren F1

Nunca llegó a ser campeón, pero en sus once años de carrera en la Fórmula 1 (con un fugaz epílogo en 1985, cuando sustituyó a Niki Lauda en el Gran Premio de Europa) John Watson se las arregló para marcar varios hitos. Su primer triunfo, en Austria 1976, fue también el primero y único de la escudería Penske. En 1981, se impuso en Silverstone en lo que fue la primera victoria de un monoplaza con chasis de fibra de carbono, el McLaren MP4-1.

Su mejor clasificación en el Mundial llegó en 1982. Fue tercero, a solo cinco puntos de Keke Rosberg, con dos victorias en su haber, en el aciago Gran Premio de Bélgica y en Detroit, donde había partido en decimoséptima posición. Un logro casi inaudito, pero que se quedó corto ante lo que consiguió medio año después en Long Beach, segunda prueba de la temporada de 1983.

Los entrenamientos de clasificación fueron un calvario para McLaren. Sus neumáticos Michelin, simplemente, no funcionaban, y Watson y Niki Lauda se clasificaron en los puestos 22 y 23, a cuatro segundos de la pole del Ferrari de Patrick Tambay. Llegar a los puntos se antojaba utópico, y pensar en ganar, cosa de locos. Y, sin embargo…

Inopinadamente, los Michelin se revelaron como los neumáticos ideales para la carrera. En solo 27 vueltas de las 75 previstas, Lauda y Watson, tras los incidentes que eliminaron a Tambay, el Williams de Rosberg y el Ligier de Jean-Pierre Jarier, ya eran tercero y cuarto. Por delante, solo el segundo Williams de Jacques Laffitte y el Brabham-BMW de Riccardo Patrese, que con problemas de neumáticos acabaron sucumbiendo ante el ataque de los McLaren. Para entonces, Watson ya era líder: Lauda sufría molestias en la pierna derecha y había cedido el primer puesto a su compañero.

El norirlandés cruzó la meta con casi medio minuto de ventaja sobre Lauda. René Arnoux, tercero, fue el único de los clasificados en no ser doblado. Fue la última victoria de Watson, que perdió su asiento en McLaren para 1984 en favor de Alain Prost. Al parecer, había solicitado cobrar más que Lauda en virtud de sus mejores resultados. Pero, tras la amarga ruptura del francés con Renault, Ron Dennis no se lo pensó mucho para hacerse con los servicios del futuro tetracampeón…

Fotos: McLaren F1

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×