El difuso sendero que parece atravesar el DTM

  • Aunque no hay ningún tipo de confirmación oficial, se por hecho que Audi, BMW y Mercedes van a reducir su número de coches.
  • Con una parrilla reducida y algunos pilotos icónicos del campeonato abandonando la disciplina, el acuerdo con el Súper GT parece muy lejano.

Apenas han pasado unos días desde que Marco Wittmann se proclamó bicampeón del DTM en Hockenheim y tras los fuegos artificiales que suelen poner el punto y final a cada temporada de la categoría, el Campeonato Alemán de Turismos se ha sumido en la oscuridad. Aunque no hay ningún tipo de confirmación oficial, los tres fabricantes presentes en el campeonato han tomado la decisión de reducir el número de coches en parrilla. Audi Sport, BMW Motorsport y Mercedes-AMG recudirán su apuesta de ocho a siete coches en el mejor de los casos, aunque todo hace indicar que finalmente serán seis los vehículos por marca.

A bote pronto, esta reducción de ocho a seis coches implica una reducción del presupuesto de los tres fabricantes, así como un ahorro en logística para todas las partes, incluyendo Hankook como suministrador de neumáticos. No es ningún secreto el gran número de compromisos que tienen las tres marcas implicadas en el DTM, toda vez que Audi compiten en WEC y tiene presencia en la Fórmula E, donde también coincide con BMW. La marca de Múnich además tiene un programa en IMSA y un GTE en ciernes, mientras que Mercedes-AMG está en Fórmula 1 y también tiene miras de aterrizar en Fórmula E.


Reducción de un 10% del presupuesto de los fabricantes al margen, la única realidad tangible para el aficionado es que la parrilla del DTM pasará de 24 a 18 coches en 2017, con la pérdida de competitividad que ello supone. De momento, pilotos ilustres como Martin Tomczyk,Timo Scheider o en menor medida António Félix Da Costa han dicho adiós al campeonato y todavía tiene que haber más descartes. Sea como fuere, es el camino que ha decidido tomar el DTM aunque eso implique cierto malestar en algunas de las partes implicadas.

De entrada, la fusión técnica con el Super GT japonés parece cada vez más lejana a pesar de haber una base sólida para que se hubiera podido ejecutar en 2017. Este hecho es un duro contratiempo para el DTM que no se podrá solventar con la reducción de ocho a seis coches, por mucho que el discurso que se maneja en el paddock del DTM sea que un presupuesto contenido puede hacer de efecto reclamo para nuevas marcas. Lo que nadie parece recordar es que la integración de la normativa técnica del Super GT japonés ponía en bandeja la llegada de hasta tres fabricantes. Lo dicho, difuso futuro.

Fotos: DTM

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×