Experiencia de fin de semana: III Eco Rally Autobild con un Lexus RC 300h

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(15 fotos)

¿Mejor plan para un fin de semana que un Eco Rally? Después de participar en este evento el pasado fin de semana, solo podemos decir que ha sido una experiencia inolvidable a la par que bastante dura. Pero a los mandos de un Lexus RC 300h todo se hace mucho más llevadero.

Lexus RC 300h, el coche con el que participamos

Hace unas semanas recibimos la invitación por parte de Auto Bild para participar en la tercera edición del Eco Rally organizado por ellos mismos. Invitación que bajo ningún concepto podíamos dejar pasar, ya que, como bien sabíamos de ediciones anteriores, es una experiencia tremendamente divertida en la que su principal objetivo no es otro que demostrar que la diversión no está reñida con la eficiencia. Este año el evento se desarrolló los días 26 y 27 de Noviembre, Sábado y Domingo respectivamente.

En esta ocasión asistí con mi compañero Dani Vega a título de copiloto y un servidor a los mandos de nuestro bólido. La labor del copiloto en esta prueba consiste en estar atento al 120% de cada paso que damos en el camino, con su Roadbook en una mano y la aplicación Rabbit Rally en otra, la cuál ahora explicaremos bien.

¿En que consiste realmente un Eco Rally?

La mayoría de personas cuando escucha la palabra Rally, inmediatamente la relaciona con carreteras de tierra empapadas en barro metidas en el corazón de algún bosque donde cientos de personas se agrupan en los laterales de la calzada esperando ver pasar el coche en cuestión a toda velocidad lleno de salpicaduras. Aunque siento decepcionaros, esta modalidad de Rally es totalmente diferente, aunque no por ello menos divertida.

Se trata de, con la ayuda de las herramientas proporcionadas, llegar lo más próximo al tiempo establecido a los puntos de control. Para ello, nos proporcionan un tiempo que debemos conseguir entre un punto y otro, y debemos realizar cada tramo calculando la velocidad media a seguir dependiendo de la distancia y el tiempo dado. Todo ello incentivado con la otra finalidad: Tener el menor consumo medio de cada categoría.

Una experiencia divertida que hay que tomarse muy en serio

En el Eco Rally tenemos como herramientas, el mencionado Roadbook, uncuadernillo en el que se indica cada paso a seguir y la distancia entre cada indicación.La aplicación “Rabbit Rally” para Smartphone o tablet, la cual se ocupa de plasmarnos los tiempo a cumplir, la hora exacta y las indicaciones a tiempo real, gracias a que tiene acceso al GPS de nuestro dispositivo.

Dicha App está disponible para Android, pero no para IOS, razón por la cuál muchos de los asistentes al evento no pudieron gozar de sus capacidades para hacernos esta prueba más sencilla. Nosotros sí pudimos beneficiarnos de su ayuda gracias al dispositivo de nuestro copiloto.

La App Rabbit Rally fue una gran ayuda para afrontar esta prueba.

Lexus RC 300h, el híbrido más seductor del mercado

Para nosotros todo comienza el Viernes por la mañana cuando recogemos nuestro coche en las dependencias de Lexus España. En el interior de la zona de concesionario podemos ver una unidad del RC F en un precioso color Plata Sonic, pero ese no era el modelo que veníamos a recoger, una lástima, otra vez será. A nosotros nos estaba esperando una unidad de su hermano pequeño, el Lexus RC 300h en un impresionante color Rojo Sonic, precisamente el color que más nos gustaba a ambos para este coche. Tuvimos suerte.

Su consumo medio es de 4,8 litros a los 100 km

Nuestro precioso Lexus equipa un motor de 4 cilindros con 2.5 litros de cubicaje y desarrolla un total de 181 CV, aunque combinado con el motor eléctrico, dotan a este coche de un total de 223 CV

Suficiente para comerse el 0-100 en 9 segundos, con un consumo medio homologado de 4,9 Litros a los 100 km y un total de emisiones de solo 111 gramos de CO2 por kilómetro. Podréis leer más adelante una prueba más a fondo por parte de nuestros compañeros.

Nuestro Lexus levanta pasiones, y no es para menos...

Ese mismo día nuestra prioridad era hacernos bien con el manejo del coche y ver que tal se defendía en consumo urbano, sobretodo de cara a las dos jornadas que teníamos por delante. Rápidamente nos hacemos con el y al finalizar nuestra toma de contacto concluimos con un consumo medio de 5,5 Litros. Nada mal tratándose de un coche de este calibre. Dejamos a nuestro compañero mecánico descansar para los días de trabajo que se le venían encima, lo aparcamos en el garaje de nuestro hotel y fuimos a prepararnos para el Eco Rally.

Comienza el III Eco Rally Autobild

La primera jornada del evento se presenta de lo más completa. El día amanece lluvioso y con un buen madrugón, pero ¿a quién le importa? íbamos a pasar un día de Eco Rally inolvidable sin duda, por lo que madrugar para ocasiones así es cuanto menos agradecido. A las 8 de la mañana comenzaba la primera entrega de documentación y no queríamos quedarnos de los últimos, así llegamos pronto.


Nuestro aún inmaculado Lexus sin las pegatinas reglamentarias.

Nada más llegar nos dimos cuenta que no éramos los primeros y que compañeros de otros medios habían madrugado más que nosotros. Entre ellos había un bonito Ford Fiesta ST Line, un Honda Civic o un Hyundai Ionic, entre otros. Rápidamente aparcamos nuestro Lexus y nos dirigimos al centro logístico, ubicado en la nave de motores del Metro de Madrid. Un sitio, cuanto menos, alucinante.

Allí completamos nuestra inscripción y nos proporcionaron nuestro Roadbook, pegatinas para poner en nuestro coche y el número que nos acompañaría durante estos dos días; el 17.

Le colocamos las pegatinas a nuestro coche y nos dirigimos al centro de verificaciones técnicas, montado en una Renault Master convenientemente convertida en despacho portátil. Una vez se comprobó que todo estaba correcto, nos dieron la autorización para participar en el Eco Rally por si algún agente de la autoridad preguntaba, por ejemplo.


El Roadbook indica las instrucciones a seguir durante el recorrido.

El evento estaba dividido en 4 categorías:

  • - Categoría IIIA: Vehículos con accionamiento eléctrico y producidos en serie destinados a uso diario
  • - Categoría VII: Vehículos híbridos eléctricos
  • - Categoría VIII: Otros vehículos de energías alternativas
  • - Categoría EF: Vehículos de energía fósil con límite de emisiones de 120 gramos de CO2/km

Nosotros pertenecíamos al grupo VIII, junto a otros coches como por ejemplo: Lexus CT200h, Kia Niro o un Volvo XC90 T8. La siguiente parada era la gasolinera, a repostar a tope nuestro coche. Estaba a una distancia de 1 kilómetro aproximadamente de la Nave de Motores y con nuestro amigo rojo con pegatinas de rally en la carrocería no era precisamente un coche con el que pasas desapercibido.

Después de muchas miradas y alguna que otra foto de los viandantes, llegamos a la gasolinera Repsol situada en la Avenida del Dr. Esquerdo donde ya nos esperaban miembros de la organización para efectuar sus comprobaciones.

Todos y cada uno de los equipos participantes pasamos por el previo repostaje obligatorio

Una vez estaba nuestro depósito a rebosar de Gasolina de 95 octanos, nos ponen una pegatina en la tapa de la entrada de gasolina, con el nombre del encargado en supervisar el repostaje, para que no podamos hacer trampas, y vuelta a la Nave de Motores, pero ahora sí, para esperar el inicio del Eco Rally.

En nuestra hoja de tiempos, hay marcada una hora: las 13.16, esa es la hora exacta en la que damos comienzo a nuestra aventura. Por delante 42 minutos de primer tramo hasta la siguiente parada situada a 43 kilómetros y medio en el madrileño pueblo de Villar del Olmo.

Llegamos con unos minutos de antelación y nos da tiempo a comentar con otros compañeros qué tal se ha dado este primer tramo. El Lexus RC marca para este parcial un consumo medio de 6,1 litros, nada mal, dado que cogimos la A3 con atasco.

La mayoría de los equipos esperando su turno de salida en el primer punto de control

Encaramos el segundo tramo un minuto después que el hermano pequeño de nuestro japonés, un Lexus CT200h, él era el número 16, por lo que salía 1 minuto antes que nosotros en todos los tramos.

Conforme vamos avanzando en la jornada vamos notando el cansancio poco a poco, ya que pocas veces salíamos de carreteras verdaderamente estrechas, muchas curvas y poca visibilidad, además de añadir a todo esto que no paró de llover en todo el día. Esta primera mitad de la primera etapa constó de alrededor de unos 220 km.

A las 18.01 de la tarde llegamos al alcarreño pueblo de Sacedón, donde los lugareños nos reciben sacando de los bolsillos sus smartphones y haciendo fotos a toda la eco-caravana. En la plaza de la Constitución nos hacen sitio para aparcar nuestros coches, dicha plaza se ubica en el centro del pueblo a los pies de su Ayuntamiento e iglesia.

Destacó la amabilidad de los habitantes de Sacedón, donde nos hicieron sitio en la plaza del pueblo para nuestro descanso de 1 hora.

Allí, en un acogedor restaurante, nos aguarda un más que necesario descanso y una pequeña merienda compuesta de un buen caldo caliente (fuera hacía bastante frío), chacinas y algún que otro trozo de tortilla. Junto a todos los demás participantes pudimos intercambiar impresiones de los coches, consumos medios marcados, tiempos y demás.

A las 19.01 teníamos la salida. La hicimos con una energía recuperada después del descanso. Ésta segunda mitad de la primera etapa constaba de alrededor de 150 km de vuelta a Madrid por algunas carreteras ya conocidas de la primera mitad.

A las complicaciones a las que me refería antes, ahora hay que añadir la oscuridad de la noche, a la que hicimos frente con los efectivos faros de nuestro Lexus, que pudimos comprobar lo bien que iluminaban el camino.


El increíble frontal de nuestro Lexus RC

A cada kilómetro que hacíamos nos enamoramos más de nuestro coupé. Este coche mola. Increíblemente cómodo para largos viajes, con unos faros capaces de iluminar sobradamente. La calefacción, en este viaje, la probamos poco. Había que hacer buenos consumos, por lo que el abrigo estuvo siempre puesto.

Después de 3 horas de viaje llegamos de nuevo a la Nave de Motores. Todos los compañeros estaban visiblemente cansados, fue un día muy duro pero muy satisfactorio. Habíamos concluido los 386 kilómetros de los que se componía esta primera etapa de Sábado. Nuestro Lexus había marcado un consumo medio de 5,8 litros y una velocidad media de 53 km/h en todo el recorrido.

Al llegar comprobamos la gasolina y aún nos quedaban por delante 3/4 de tanque. Este coche es una delicia. Esa noche, la organización exige que los coches duerman en el recinto de la Nave de Motores, por lo que aparcamos nuestro Lexus en el sitio que le corresponde por número, y nos fuimos a descansar.

Fin de la primera etapa. Nuestro Lexus descansa.

Eco Rally: segundo día con lluvia

Al día siguiente el día amaneció de nuevo lluvioso y muy frío. Llegamos de nuevo al punto de reunión. Allí nos estaba esperando nuestro Lexus empapado y con algo de escarcha matutina por el frío de la mañana.

Empezamos desde mucho más temprano a encarar lo que sería la segunda y última etapa del evento. Por delante 175 km mucho más llevaderos que los anteriores 386 km del día anterior.

A las 9.16 de la mañana encaramos la recta final de nuestra aventura. Por delante 4 horas más de Eco Rally a los mandos del Lexus, junto a mi copiloto dictándome las que serían las últimas indicaciones de esta tercera edición.

Nuestros coches amanecían empapados por la lluvia.

Esta jornada pasó realmente rápido, y no lo digo por velocidad, ya que tuvimos una media de 48 km/h, sino por lo divertida y llevadera que fue. A la salida, encaramos la A3, dirección a Valencia de nuevo hasta el Madrileño pueblo Morata de Tajuña.

La etapa iba avanzando y perdimos la cuenta del número de pueblos por los que atravesamos, como Belmonte del Tajo, Valdelaguna, Villamanrique del Tajo… entre otros muchos.

A las 13.22 llegamos a la Nave de Motores. 561 kilómetros y 13 horas de conducción efectiva después, nuestra aventura tocaba a su fin. Aparcamos el Lexus en nuestra plaza y entramos a la nave donde un pequeño catering nos amenizaba hasta la entrega de premios. Los ganadores fueron los siguientes:

Agradecer a nuestro compañero Carlos García por esta foto.

  • - Categoría IIIA: Albert de la Torre y Albert Sánchez (Mercedes B250e Electric Drive)
  • - Categoría VII y VIII: Dani Mesalles y Marcos Domingo (Mercedes C220 CDI)
  • - Categoría EF: Andrés Ruiz y Rafael Orihuela (Renault Twingo TCE 90cv)

Conclusiones

Una experiencia única que recomiendo a todo aquel loco por los coches. Es una prueba que no le es indiferente a nadie. En algunas ocasiones, bastante dura de sobrellevar, pero al final, lo que queda es la grata sensación de haber pasado dos grandes jornadas, que difícilmente se podrán olvidar. Recomendable al 200%.

Nos enamorarnos de nuestro elegante coupé y la verdad, lo voy a echar de menos. Esta claro que mientras más tiempo pasas con el Lexus RC, más aprendes a exprimir sus posibilidades y ventajas híbridas.

Aunque el día previo al evento vimos registros inferiores a los obtenidos en la competición, a una media de 5,8 litros, podríamos recorrer algo más de 1.100 km con un depósito de gasolina. ¡No está nada mal!

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×