Beaumesnil: "Hay cuatro proyectos de LMP1 privados"

  • La salida de Rebellion Racing de la categoría LMP1-L deja bajo mímimos la nómina de LMP1 privados en la temporada 2017 del WEC.
  • A pesar de ello, Vicent Beaumesnil, Director Deportivo del ACO, cree en 2018 habrá un repunte en la inscripción en esta categoría.


La tardanza en la decisión de la nueva normativa técnica de los LMP1 privados ha tenido como gran consecuencia la salida de Rebellion Racing de la categoría. Las dudas sobre el rendimiento de los nuevos prototipos y la amenaza más que real de los LMP2 de nueva generación han sido motivos más que suficientes para el equipo anglo-suizo a la hora de desistir en sus esfuerzos con los LMP1-L. De cara a 2017 es muy probable que el único LMP1 no híbrido sea el CLM P1/01 - AER de ByKolles, algo que preocupa a Vincent Beaumesnil, Director Técnico del ACO.

"Es una laguna importante" explica Beaumesnil. "No es una buena publicidad para una clase en la que existe la posibilidad de desarrollo contar con un coche. La categoría de LMP1 privados se merece algo mejor, ya que permite a los fabricantes no designados en LMP2 competir en la categoría reina con un coste bajo control, toda vez que los LMP1 privados actuales podrían sufrir con los nuevos LMP2 en 2017". Con todo, el Director Técnico del ACO confiensa: "Las reglas llegaron bastante tarde. Todo debe hacerse de manera coordinada y concertada, por lo que creo que las cosas se están moviendo en la dirección correcta".


Mientras que Rebellion Racing competirá en LMP2 a la espera de la normativa definitiva de los LMP1-L, con opciones de regresar a la categoría en la que ha sido protagonista en los últimos años, Beaumesnil se muestra esperanzado con el repunte que sufrirá la categoría de LMP1 privados cuando todo esté formalizado: "Sabemos cuál es la solución y espero que tengamos al menos cuatro coches en el año 2018. Es un riesgo tener un sólo coche en 2017, pero se necesitan garantías de futuro. Sabemos que hay cuatro proyectos de LMP1 privados en la recámara".

La clave para Vincent Beaumesnil es la escala de rendimiento que se va a dibujar a partir de la temporada 2018. Con los LMP1 híbridos siendo 'penalizados' en aerodinámica y peso, los LMP1-L se podrán acercar a los prototipos de los fabricantes, mientras que los LMP1 privados con el nuevo reglamento técnico -y quizá con el DRS- estarán un paso por delante de los LMP2 de nueva generación. En este aspecto, el gran atractivo de los LMP1 privados para Beaumesnil es que permiten un desarrollo técnico que los LMP2 con homologación cerrada no tienen y más si se suman distintos motoristas al margen de AER.

Fotos: ByKolles / Rebellion Racing

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×