¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Alonso gana en Corea y se coloca líder del mundial

2

Fantástica victoria de Alonso en Corea, con los dos Red Bull K.O. ante un debut caótico bajo la lluvia de Yeongam en Corea.

El debut de Corea, no ha podido venirle mejor a Fernando Alonso, quien ha ganado la carrera y se ha colocado líder del mundial, después de que Mark Webber abandonara por un accidente y Sebastian Vettel hiciera lo propio por culpa del motor.

Hoy hemos asistido a una carrera larguísima, que ha durado casi 3 horas. Pues primero se retrasó la salida 10 minutos, para luego hacerla con el Safety Car y rodar un par de vueltas, bajo las condiciones de lluvia y con poca visibilidad, que hizo que se sacara una bandera roja.

Esto significa que la salida se daría de nuevo, si es que se iba a correr. El problema no era la cantidad de lluvia, sino el mal drenaje de una pista joven, que había sido asfaltda hacía pocos días. CharlieWhiting determinó que no era seguro correr ante tales condiciones, y decidió retrasar la salida de la misma, para ver si mejoraban las condiciones. Operarios y camiones a pie de pista, intentaban evacuar el exceso de agua, mientras que las previsiones anunciaban que no habría más lluvia.

Después de una hora, a las 4 de la tarde y cinco minutos, hora local, se dio la salida nuevamente, en esta ocasión, repitiendo la misma detrás del coche de seguridad.

Después de dar varias vueltas detrás del mismo, la pista fue mejorando de forma natural, y algunos pilotos, como Hamilton, comenzaron a impacientarse, ya que insistía en que la pista estaba para correr. Pero parece ser que Charlie Whiting quiso batir el récord de Fuji de correr 17 vueltas detrás del Safety Car, pues después de un rato, el propio Hamilton avisó por radio que ya estaba la pista hasta para correr con neumáticos intermedios, lo que suponía un claro mensaje para el Director de Carrera.

Cuando por fin marcha el coche de seguridad, mucha gente ya se imaginaba a Hamilton haciendo de las suyas y adelantando a los coches que tenía delante. Pero el Mclaren no parecía funcionar demasiado bien en esas condiciones, y no solo no pudo presionar a Alonso, que tenía delante, sino que además Nico Rosberg le adelantó. Algo parecido hizo unos metros más atrasado, su compañero de equipo, Michael Schumacher, con el polaco Robert Kubica.

A las pocas vueltas, Mark Webber, hasta hoy líder del mundial, cometió un error y perdió el control de su coche, significando esto el fin de su carrera, y llevándose por delante a Nico Rosberg. Si el alemán no hubiera adelantado a Hamilton, lo más probable es que fuera el inglés el afectado y habría significado un adiós definitivo a la lucha por el mundial.

Muchos aprovecharon que salió el coche de seguridad, para entrar en boxes y poner el neumático intermedio, que si bien no era el óptimo en ese punto de la carrera, no iba a tardar en serlo.

Por delante, todo marchaba bien, pues Vettel y Alonso eran los pilotos más fuertes, y era su oportunidad de recortarle puntos a Webber. Detrás de ellos se notaba que el Mclaren no iba demasiado cómodo, así que no suponía ningún peligro.

Pero por la parte trasera del pelotón, muchos quisieron ser protagonistas e intentar hazañas imposibles, lo que significaba que con mucha probabilidad, el coche de seguridad tendría que salir nuevamente.

Los grandes actores en el día de hoy han sido Kamui Kobayashi y sobre todo Adrian Sutil. El alemán, que normalmente acostumbra a hacer buenas carreras en condiciones de lluvia, en esta ocasión no ha sabido estar a la altura y era un peligro tenerle cerca, pues se llevaba por delante a cualquiera que tuviera cerca. Finalmente, un nuevo error forzando la máquina y pasándose de frenada, lo dejó fuera de carrera definitivamente cuando no quedaban demasiadas vueltas por concluir la carrera. Force India y Williams luchan por la sexta plaza de constructores, lo que explica la excesiva e infructuosa agresividad de Sutil.

Por delante todo seguía igual, y durante una de las veces que el coche de seguridad volvió a cobrar protagonismo, todos los pilotos que aún no habían entrado a hacer cambio de neumáticos, lo hicieron para poner asimismo el neumático intermedio, el compuesto que funcionaba cada vez mejor, a medida que la pista se iba secando.

Un problema en el box de Ferrari, hizo que Fernando perdiera momentáneamente su segunda posición, a favor de Hamilton, algo que pudo subsanar rápidamente, ya que el inglés tenía problemas y había cometido un error.

La guerra psicológica entre Alonso y Vettel era cada vez más grande, pues estaban en un pañuelo, y el más mínimo error dejaría paso al otro o haría crecer las distancias. Mientras que Vettel se quejaba de la visibilidad, porque la noche se estaba apoderando del circuito, y lo que quería el alemán era acabar cuanto antes esta carrera para llegar a meta como líder del mundial, Hamilton, que seguía tercero, volvía a decir por radio que la luminosidad era perfecta, pues el inglés sabía que su oportunidad de cazar más puntos, estarían presentes siempre y cuando siguiesen corriendo.

Las intenciones de Charlie Whiting claramente eran la de acabar o las 2 horas máximas de carrera, o si daba tiempo, obviamente, completar las vueltas. Si no hubieran completado el 75 % de las vueltas (42), solo se habrían repartido la mitad de puntos.

Mientras que el jaleo seguía en la parte trasera, y los abandonos y salidas de pista no hacían más que sucederse, el líder de la prueba, que estaba haciendo una carrera impecable, de pronto empezó a perder velocidad, hasta que el humo blanco que salía de la parte trasera de su RB6, indicaban que era el fin para él, pues su motor dijo basta.

Así, Fernando Alonso se hizo con la primera plaza y no la soltó hasta el final, momento que supuso el cambio de líder, a favor del asturiano. Fernando completó una carrera excelente, sin errores y con un resultado más que gratificante. Sus dos máximos rivales, los Red Bull, han sumado cero puntos. Quedarán 50 en juego y ya en Brasil, el español podría convertirse matemáticamente en campeón del mundo. Escenario, dicho sea de paso, en donde se convirtió en campeón del mundo en 2005 y en 2006.

Mark Webber es ahora segundo, a 11 puntos de Fernando, y Hamilton tercero a 21. La distancia con respecto de Vettel ya es, incluso, de 25 puntos. Pero para ser sinceros, los dos pilotos con más posibilidades de llevarse el gato al agua, son Webber y Alonso. El mundial, al rojo vivo, continúa en Interlagos, penúltima prueba del mundial.

Resultado de carrera

Noticias relacionadas

Alonso gana en Corea y se coloca líder del mundial
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto