¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Brawn GP, también un éxito comercial redondo

    Brawn GP, también un éxito comercial redondo
    1
    Lugadi
    Lugadi

    El caso de la escudería Brawn GP es tan inusual como extraordinario. Todo lo que ha rodeado al equipo de Ross Brawn este año ha venido acompañado de éxitos y s.

    La escudería Brawn GP ha hecho historia este año en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno al convertirse en el primer equipo capaz de ganar el título mundial en su temporada de debut. Pero no ha sido ése el único éxito del equipo propiedad de Ross Brawn.

    No olvidemos que la compañía Honda vendió su equipo de F1 a principios de año a Ross Brawn por la cifra simbólica de una libra, es decir, que al británico le costó su nueva escudería un euro y medio. Y tras el éxito sin precedentes del equipo a nivel deportivo, conquistando ambos títulos, la marca Brawn ha sido estimada ahora en unos 255 millones de dólares.

    Un negocio redondo, que tampoco estuvo exento de riesgo para Brawn, ya que recordemos que si bien el británico se quedó con el equipo por una libra, también es cierto que se comprometió a mantener la estructura de más de 600 empleados del antiguo Honda F1 Team.

    Pues bien, Ross Brawn no sólo ha sabido aprovechar al máximo la herencia técnica de Honda, sino que además ha revalorizado de forma increíble su nuevo equipo, que a buen seguro de cara a la próxima temporada recibirá unos sustanciosos ingresos como Campeón y podrá elevar y mucho los precios para sus patrocinadores.

    Patrocinadores que a principio de esta temporada brillaban por su ausencia debido a la escasa rentabilidad que podía ofrecer en principio un equipo nuevo como Brawn. Sin embargo, aquellos que apostaron entonces por el equipo, como fue el caso de Virgin, han hecho también un negocio redondo.

    La exposición televisiva y de todo tipo de la marca Virgin ha sido extraordinaria, sobre todo teniendo en cuenta que cuando firmó con Brawn lo hizo a razón de 400.000 dólares por carrera, un precio irrisorio si lo comparamos con los beneficios en imagen que le ha reportado este patrocinio. Se calcula que las ganancias obtenidas por la firma de Richard Branson gracias a ese patrocinio podrían elevarse a los 60 millones de dólares.

    Eso sí, Virgin no seguirá con Brawn, dado que Branson no está dispuesto a pagar las nuevas tarifas del equipo, y ya se ha comentado que lo más probable es que siga en la F1 en 2010 con la nueva escudería Manor GP.

    Brawn GP, también un éxito comercial redondo