¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi Q6: el primer SUV eléctrico de Audi se fabricará en Bruselas en 2018

    Se avecinan cambios en la estructura de producción y fabricación de Audi. Mientras que el Audi A1 se fabricará en Martorell, el Audi Q3 trasladará su producción hasta Hungría. Por otro lado, el primer SUV eléctrico de Audi llegará en 2018 y será fabricado en Bélgica.

    Audi e-tron quattro concept, prototipo que anticipa el próximo Audi Q6 eléctrico

    Audi reestructurará la producción de varios de sus modelos en el futuro más inmediato. El Audi A1 se fabricará en Martorell, por lo que su producción cambiará Bélgica por España. No se acaban aquí los cambios, y es que hay una mala noticia al respecto: el Audi Q3, que hasta ahora se fabricaba en Martorell, se producirá en la planta de Audi en Györ (Hungría).

    En Hungría ya se fabrican los Audi A3 Sedan, Audi A3 Cabrio y los Audi TT, y como te contamos próximamente también lo hará allí el Audi Q3, que hasta ahora era producido en España. Por su parte, la factoría de Bruselas se especializará en vehículos eléctricos: el primer SUV eléctrico de Audi se fabricará en Bélgica, y llegará a la producción en el 2018.

    Este SUV eléctrico basará su diseño en el del prototipo Audi e-tron quattro concept, mostrado en el pasado Salón de Frankfurt 2015. Tendrá un diseño dinámico y deportivo, de cierta inspiración coupé, y se situará entre los Audi Q5 y Audi Q7: en su llegada a la producción, durante el 2018, lo conoceremos como Audi Q6.

    El Audi Q6 e-tron dispondrá de tres motores eléctricos y baterías de alta capacidad, con un sistema de carga rápida y más de 500 kilómetros de autonomía. Estas baterías eléctricas serán fabricadas en Bruselas, y es bastante probable que otros futuros eléctricos de la marca también se fabriquen allí.

    Volviendo a la reestructuración de la producción en Audi, ¿Cómo se explica esta rotación de modelos entre sus diferentes fábricas? Según Rupert Stadler, Presidente de Audi AG, "esta nueva distribución mejorará nuestra eficiencia, fortaleciendo todas las localizaciones involucradas. Utilizaremos nuevas sinergias dentro del Grupo Volkswagen, agrupando las competencias clave".

    No está del todo claro cómo afectarán estas decisiones en lo relativo a puestos de trabajo, refiriéndonos en concreto a plantas como Martorell. Sin embargo, la propia Audi afirma que esto se debe simplemente a una "internacionalización de la red de producción" para establecer sinergias y ahorrar costes de producción, y que los puestos de trabajo están garantizados en todas sus fábricas.

    Fuente: Audi