Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Valentino Balboni se puso al mando de un Lamborghini Countach LP400

3

El probador de Lamborghini arribó a Argentina para participar del Raduno Italiano, de un encuentro de coches fabricados por automotrices italianas de todos los tiempos. Allí, Balboni se puso al mando de un Countach LP400 original. Balboni desarrolló íntegramente el Diablo, y una versión del Gallardo con tracción trasera lleva su nombre.

El Lamborghini Countach es uno de los modelos de la automotriz italiana más emblemáticos. Por su diseño de "cuña", de avanzada para mediados de la década del setenta, y las puertas de apertura vertical, se convirtió en todo un mito de la industria automotriz. Al momento de su presentación montaba un motor V12 de cuatro litros y 375 caballos, sistema de tracción trasera con una caja de cinco marchas. Pesaba 1.065 Kg y un largo de 4.140 mm. Aceleraba de 0 a 100 en 5,6 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 350 Km/h.

Pues bien, este coche se encontró en Argentina con otro mito de Lamborghini: el tester Valentino Balboni. Balboni es probador de la automotriz italiana desde fines de la década del sesenta, cuando el mismo Ferruccio Lamborghini le ofreció el puesto. Balboni fue parte del desarrollo de todos los modelos de la marca desde 1969 hasta la fecha y se encargó del desarrollo integral del Diablo. Además, el nombre de Balboni ha sido utilizado para bautizar una versión del Gallardo, presentado durante 2010, elLamborghini Gallardo LP 550-2 Valentino Balboni Edition

El encuentro entre estos dos iconos de la marca se produjo en el VI Raduno Italiano, un encuentro de coches italianos de todos los tiempos que se llevó a cabo en Buenos aires, que contó con ejemplares de Lamborghini, Maserati, Alfa Romeo, Lancia y Ferrari. Allí, Balboni fue agasajado por los representantes de distintos clubes de las marcas mencionadas y tuvo el privilegio de abrazarse con Froilán González, el primer piloto en darle un triunfo a Ferrari en la Fórmula 1.

Por último, Balboni se sentó al mando del Lamborghini Countach, que según cuentan lleva el número de chasis 1120008.

A continuación, algunas declaraciones del "tester" italiano al sitio Argentina Autoblog, que sirven para entender porque Balboni es hoy, un sinónimo de Lamborghini

* "Llevo cumplidos 42 años trabajando para la marca. Ingresé en 1967 como mecánico y al poco tiempo Ferruccio Lamborghini me ofreció trabajar como tester, lo cual, por supuesto, acepté sin dudar. Tuve la oportunidad de aprender de un gran piloto, como fue Bob Wallace, quien trabajaba allí desde 1964. Con él formamos un gran equipo de desarrollo y fue quien me transmitió toda la experiencia adquirida en su paso previo por Ferrari y Maserati".

* "Recuerdo que en aquella época probábamos en caminos y rutas abiertas, a la vieja usanza. Todos los grandes constructores lo hacían. Luego comenzamos a probar en circuitos cerrados, donde el riesgo de provocar un accidente era menor. Pero no todo era tan sencillo como parece. La primera vez que llegué al viejo Nürburgring (el de los 22,8 kms) tuve que hacer una exhaustiva adaptación de dos días para conocer y memorizar el circuito antes de llevar el auto al máximo. De todas maneras, el trabajo fino, el toque final de cada vehículo, lo hacía en carretera, bajo las mismas condiciones con las que se encontraría cualquier usuario de la marca".

* "El primer Lamborghini desarrollado íntegramente por mí fue el Diablo. Mis modelos favoritos son el Miura y el Countach LP 400. Si tuviese que elegir uno, me quedo con este último, por su diseño, su potente motor y por el tipo de manejo que exige".

* "El chasis del Countach fue el más difícil de poner a punto. Era, además, un auto difícil de conducir, ya que gran parte del peso total se concentraba en la parte posterior del vehículo, lo que lo hacía excesivamente sobrevirante. En aquellos años todavía no existían los neumáticos de bajo perfil. Utilizábamos cubiertas con un perfil medio-alto, lo que generaba cierta inestabilidad al encarar las curvas de manera veloz. Finalmente, y luego de muchísimas horas de pruebas, pudimos lograr una puesta a punto ideal que permitió que el vehículo fuera seguro para la conducción deportiva".

* "A fines de los setenta, la fábrica presentaba algunos problemas financieros. Esto hizo que, entre otras cosas, se hiciera un trabajo en conjunto con BMW. Ellos querían desarrollar el M1, equipado con un motor de 6 cilindros en posición central. Nosotros teníamos una gran experiencia en vehículos con ese tipo de disposición motriz. La fábrica aceptó la propuesta, ya que eso suponía dar trabajo a nuestra gente. Finalmente, el desarrollo se hizo a medias, el M1 fue construido por BMW y nosotros... bueno... muchas gracias...".

* "Los vehículos de tracción integral presentan una característica de manejo más doméstica, por llamarlo de alguna manera, ya que perdonan más los errores de conducción, son más estables y seguros. Personalmente, prefiero la tracción simple ya que para mí representa el verdadero espíritu del automóvil deportivo".

* "Ferruccio Lamborghini era un hombre al que siempre le gustó innovar. Las grandes fábricas de autos deportivos históricamente vieron a Lamborghini como la marca a seguir".

Fuente: Carbuzz

Noticias relacionadas

Valentino Balboni se puso al mando de un Lamborghini Countach LP400
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto