¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Brabus lleva al extremo el SL65 Black Series.

    4

    El preparador especializados en modelos de la estrella modificó al SL65 AMG Black Series logrando llevar la potencia del V12 de 6.0 litros a unos impresionantes 788 CV. Aun más impresionante es el torque, que puede llegar a los 1420 Nm.

    Brabus dio a conocer una extrema versión del ya de por si extremo Mercedes Benz SL65 AMG Black Series, que gracias a severas modificaciones mecánicas logra alcanzar unos envidiables 788 CV de potencia y 1.420 Nm de par motor, una cifra que supera y por mucho los 1250 entregado por el Bugatti Veyron.

    Según anuncia Brabus, su versión del SL65, denominada T65 RS, logra las cifras mencionadas mediante la modificación del doble turbo que alimenta al V12 de 6.0 litros. Esto para empezar, porque para lograr llegar a más de 788 CV también se tuvieron que agregar dos nuevos múltiples de escapes con dos nuevos turbocompresores, llevando este trabajo a la obligación de instalar cuatro enormes intercoolers para hacer ingresar la cantidad necesaria de aire frío al motor. Una vez terminado el trabajo dentro del capót, los técnicos de la casa alemana se trasladaron a la fosa, donde pusieron manos a la obra para instalar un nuevo tubo de escape de acero inoxidable con un catalizador alto flujo.

    Para aprovechar toda la potencia extra dada al motor, Brabus instaló un nuevo paquete electrónico que ayuda al coche a cumplir con las normas Euro IV sobre emisiones. Con esta modificación se limita también el par motor, dejando de lado los 1.420 Nm que puede llegar a emitir para dar lugar a unos también generosos, pero no tan convincentes, 1.100 Nm

    Una vez terminado el trabajo mecánico, llegó la hora de probar el rendimiento del modelo, esperando que las modificaciones mecánicas mencionadas permitan alcanzar un rendimiento superlativo. El resultado es el siguiente: acelera de 0 a 100 en 3.6 segundos, alcanza los 200 Km/h en 9.8 segundos y es capaz de llegar a los 331 kilómetros por hora cuando el acelerador toca el piso del auto. Si bien estos números a simple vista son impresionantes, no difieren en nada a lo que puede entregar el SL65 original, llevándonos a preguntar para que se realizó tanto trabajo si el va a ser el mismo. La respuesta la deben tener sus compradores, que seguramente no tardarán mucho tiempo en encontrar la forma de liberar toda la potencia que Brabus deja a disposición del piloto.

    Fuente: automobilemag.com

    Brabus lleva al extremo el SL65 Black Series.