Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La crisis financiera liquida las ventas de coches de lujo

1

La crisis que viven países como España, Portugal y Grecia ha destruido las ventas de los coches de lujo y afecta a la industria automotriz en general. La ventas de 2011 alanzarán las 810.000 unidades, la mitad de lo que se vendió en 2007. Se estima que las cosas no mejorarán en el corto plazo, mientras las automotrices anuncian suspensiones de empleados.

La crisis económica que viven países como España, Grecia e Italia, ha desmoronado las ventas de los vehículos de lujo. Claro está, con una tasa de desempleo de más del 22% en España, se hace imposible para muchos compradores que disfrutaban de un vehículo de alta gama, poder mantenerlo. Así, los modelos que se convirtieron en un símbolo de lujo años atrás, hoy son una pesada carga de la que hay que desprenderse para sobrevivir.

Uno de los modelos que mejor simbolizaron los años prósperos en la península ibérica fue el Porsche Cayenne, que alcanzó su pico de ventas en 2007, pero que encontró su piso el año pasado, cuando solo se comercializaron 1.900 unidades. En total, Porsche vendió en España 32.500 unidades, un 47% menos de lo que llegó a comercializar en su mejor momento.

Un ejemplo de esto es Roberto Murga, Gerente de una compañía de construcción de Barcelona, quien debió desprenderse de su Porsche Cayenne valuada en 66.370 euros. "No se puede derrochar más y el mantenimiento de mi preciosa Cayenne es demasiado caro", declaró Murga al sitio Businessweek, quien llegó a facturar hasta 8.000 euros por mes antes que la burbuja inmobiliaria explotara hace tres años. Murga se vio obligado a despedir a la mitad de sus trabajadores. "Ya no obtenemos beneficios en absoluto. Solo tratamos de sobrevivir", agregó el joven ejecutivo.

Esta situación fue bautizada por Víctor Conde, Profesor de Marketing de la Universidad de Nebrija de Madrid como la "crisis Cayenne". "Este coche fue el paradigma de cómo hemos vivido por encima de lo que podíamos pagar en los últimos años", dijo Conde. "Los bancos daban créditos de manera muy accesible y todo el mundo aquí conducía un Cayenne".

Para los especialistas, esos días han terminado y temen que nunca volverán, dado que no solo las marcas de lujo sufren la crisis, sino la industria automotriz en general. Durante este año, es probable que las ventas totales alcancen los 810.700 vehículos, la mitad de lo que se vendieron en 2007, el mejor año para la industria. Para Jonathan Poskitt, analista de LMC Automotive de Oxford, Inglaterra, ese nivel de ventas no se alcanzará en esta década. "El problema real es que no parece haber una solución rápida en el horizonte. La crisis de la zona euro está golpeando la confianza en la región y a España en particular, que tiene un gran problema con la taza de desempleo".

Así las cosas, Ford anunció que suspenderá durante 39 días a 4.000 de sus empleados en la planta de Valencia en 2012. Por su parte, Renault planea suspender a 2.295 trabajadores de la planta de Valladolid y cancelar el turno noche de su planta de Palencia a partir de enero.

Fuente: Bussinesweek

Noticias relacionadas

La crisis financiera liquida las ventas de coches de lujo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto