¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Insignia OPC a la venta a partir del Otoño.

    2

    Opel anuncia la llegada del Insignia OPC para el otoño. Con un poderoso motor V6 de 2.8 litros de 325CV y un equipamiento completo, tiene todo para posicionarse como líder de su segmento.

    Opel anticipa la llegada de su modelo más caliente, el Insignia OPC, brindando una serie de detalles que harán del auto la delicia de los amantes de la velocidad. Tanto por su motor como por su equipamiento, el Insignia OPC se convertirá en una opción deportiva combinando potencia, flexibilidad y confort.

    Para comenzar la casa alemana destaca el poderoso motor V6 Turbo de 2.8 litros que entrega 325CV. Este impulsor se beneficia de una calibración especial de la unidad de gestión electrónica del motor, una mayor presión de sobrealimentación que llega hasta 0,9 bar y un nuevo sistema de escape que reduce considerablemente la retención.

    Este motor 2.8 V6 Turbo de alta tecnología viene acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades. Para ofrecer las mejores prestaciones, el desarrollo final se ha acortado ligeramente, de 3,76 a 3,90:1 comparado con las versiones normales Sport y Cosmo equipadas con el motor V6 Turbo.

    Gracias a estas modificaciones el Insignia OPC alcanza una velocidad máxima de 250 Km/h, limitada electrónicamente y acelera de 0 a 100 km/h en seis segundos.

    Para hacer que toda esta potencia llegue lo más prolija posible al asfalto, se ha equipado al nuevo modelo con tracción integral adaptativa y un diferencial autoblocante controlado electrónicamente de serie. Convirtiéndose en el primer OPC en ofrecer tracción en las cuatro ruedas. También monta el sistema de suspensión FlexRide, que le brinda la posibilidad al conductor de elegir entre tres modos de conducción. . Los conductores del OPC pueden elegir entre el modo Standard, que es el reglaje que ofrece mayor comodidad y es ideal para el uso diario o un modo Sport especial, en que la suspensión se hace más rígida y se reduce el balanceo de la carrocería para ofrecer mayor agilidad. Al seleccionar el modo OPC, el conductor entra en una nueva dimensión: La dirección se hace más directa, el acelerador responde más rápidamente y los reglajes del chasis pasan a la posición de mayores prestaciones. Los relojes de instrumentación se iluminan entonces en rojo.

    Para frenar tanta potencia se han montado frenos delanteros Brembo de 18 pulgadas, con grandes discos perforados de 355 x 32 mm, con pinzas de aluminio de gran resistencia de cuatro pistones y pastillas de altas prestaciones. Un elemento desarrollado especialmente para el Insignia OPC son los llamados discos flotantes de semi fundición, el sistema de frenos delantero consiste en un núcleo del disco de frenos en fundición y el aro del disco de aluminio.

    Los neumáticos son Pirelli PZero 245/40, que se montan en llantas forjadas de 19 pulgadas. Opcionalmente se pueden solicitar las llantas forjadas de 20 pulgadas con neumáticos 255/35.

    Con este pequeño anticipo, Opel nos pone a tiro para ir corriendo al concesionario a ver que tal nos queda el nuevo deportivo.

    Fuente: Opel

    El Insignia OPC a la venta a partir del Otoño.