¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El sucesor del Honda NSX podría ser un modelo híbrido

    2

    El presidente de Honda declaró que se encuentran trabajando en el desarrollo de un sistema de propulsión híbrido para equipar al sucesor del NSX. Aun no hay fecha de producción.

    El Honda NSX es recordado por los amantes del motor como la última expresión deportiva de Honda en materia de coches de calle. Desde su discontinuidad en 2005, la casa japonesa ha carecido de un deportivo del cual sus fanáticos se puedan sentir orgullosos, más allá del buen rendimiento que el Civic pueda llegar a ofrecer cuando se lo trabaja para tal fin.

    Sin embargo, esta situación se podría revertir en poco tiempo, cuando la casa japonesa retome el desarrollo de un deportivo que en términos de esencia, se convertirá en el sucesor del NSX. Así lo había dado a conocer el fabricante, que tuvo que suspender el proyecto por la crisis financiera internacional que azotó a los principales mercados en 2009.

    Quien se refirió a este tema fue el presidente de Honda, Takanobu Ito en el Salón de Shangai. Desde China, el ejecutivo confirmó que el nuevo deportivo no montará el V10 que se tenía planeado en el proyecto inicial y que en su lugar, se podría utilizar un sistema de propulsión ambientalmente más amigable. "Esa es la clase de deportivos que queremos hacer. Estamos trabajando muy duro en ello", dijo el ejecutivo.

    Si bien Ito no dio mayores detalles respecto al coche o a su fecha de entrada a producción, se espera que el vehículo utilice un motor ecléctrico complementado con un motor de combustión interna. Por ahora, se cree que el modelo se posicionaría como una versión radical de la coupé híbrida CR-Z.

    Los planes de producción de un reemplazante directo del NSX fueron cancelados por Takeo Fukui, antiguo presidente del Honda, en el marco de una serie de medidas para reducir costos y salvaguardar la salud financiera de la compañía.

    La llegada de un modelo de estas características no haría más confirmar lo que parece un camino irreversible en el mundo del motor: la fabricación de modelos deportivos con sistemas de propulsión respetuosos con el medio ambiente. Mitsubishi ya lo confirmó con el Lancer. Ahora, es el turno de Honda.

    Fuente: Carscoop

    El sucesor del Honda NSX podría ser un modelo híbrido