¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los coches de Kim ChmitzLa alocada pasión por los coches del fundador de Megaupload

    7

    Kim Schmitz, otrora pirata informático que supo hackear el sitio del FBI y fundador de Megaupload, fue detenido en su mansión de Nueva Zelanda acusado de piratería y violación de copyright. El alemán es conocido por su pasión por los coches, la velocidad y los excesos. Participó del Gumball 3000, una carrera de súper-deportivos conocida por los accidentes que provoca en la vía pública.

    Por estos días, Megaupload está siendo noticias no por la gran cantidad de archivos que se podían descargar desde su web, sino por los problemas legales que motivaron el cierre del sitio y la detención de algunos de sus directivos y su fundador, Kim Schmitz. Justamente, este alemán de casi dos metros de altura y más de 150 kilogramos, que hoy está cumpliendo 38 años, es un ferviente fanático de los coches de lujo y los deportivos y como tal, explota al máximo su pasión por las cuatro ruedas y la velocidad.

    Kim Schmitz comenzó su carrera informática como un peligroso hacker, que gano su fama vulnerando los sistemas centrales de la NASA, el FBI y el Pentágono. Con tales hazañas, Schmitz terminó preso y recupero su libertada gracias a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos que nunca fue revelado. Dejada atrás su "carrera delictiva", Schmitz comenzó a trabajar de consultor informático y antes de cumplir 25 años, logró acumular en sus cuentas bancarias una fortuna de 250 millones de dólares.

    Convertido en un nuevo millonario, Schmitz comenzó a gastar su fortuna en automóviles de lujo y deportivos. Pero lo que más apasiona al ex pirata informático son los coches personalizados. Los modelos de Ferrari, Porsche y Mercedes Benz tienen que pasar por las manos de los reconocidos "tuners" Gemballa, Schnitzer o Brabus para que Schmitz los tenga en cuenta y se los lleve a su garaje. "Tienen el equilibrio perfecto entre confort y performance", declaró vía mail en una entrevista con Argentina Autoblog.

    A modo de ejemplo, su Mercedes S67 Brabus fue el primer vehículo en el mundo en contar con conexión de banda ancha, Internet móvil y conexión directa para 16 canales de telefonía móvil.

    Como fanático de la velocidad, a Schmitz le gusta correr carreras, pero más lo apasiona ir por fuera de la ley. Por eso, participó de una competencia denominada Gumball 3000, donde autos exóticos conducidos por millonarios de todas partes del mundo salen a las rutas durante una semana. Si bien todos están obligados a cumplir con las leyes de tránsito, muchos de los participantes aprietan el acelerador a fondo y se ven involucrados en graves accidentes de tránsito que, en ediciones pasadas, causaron muertos y heridos. Cada jornada de la carrera culmina con conciertos y, según dicen, alocadas fiestas donde todo puede pasar.

    En 2001, Schmitz destruyó un Mercedes E55 AMG cuando faltaban 400 metros para llegar a la meta, chocando de frente con un Peugeot 406. Por suerte, nadie salió herido y el fundador de Megaupload corrió con todos los gastos. En 2002, Schmitz compitió con un Mercedes V12 Brabus al que se le desbandó el neumático trasero. Como se encontraba en Bélgica, donde no existían repuestos para el neumático Yokohama de 18" que utilizaba, el improvisado piloto montó uno de 16 y envió su jet privado a Londres en busca del repuesto original. El Mercedes y el jet se encontraron en Southampton, donde se realizó el recambio y Schmitz pudo seguir con la competencia. Se trató de la asistencia más cara del mundo y todo quedó registrado en fotos y videos.

    En 2004 el alemán ganó la competencia con un Mercedes CL65 Brabus, pero al regresar a Alemania, pasó una semana preso por una multa de exceso de velocidad y le retiraron el carnet de conducir por dos años. Sin embargo, eso no le impidió festejar el triunfo en su jet privado de 60 metros junto a las conejitas de Playboy Alemania en la costa de Montercalo, mientras se disputaba el Gran Premio de Mónaco.

    En 2006 Schmitz anunció el proyecto Ultimate Rally, una carrera como la Gumball 3000, pero con un premio para el ganador de 2 millones de dólares. La prueba, que se llevaría a cabo de manera ilegal, no pudo concretarse y el genio informático comenzó a dedicarse de lleno a Megaupload, que ya se había vuelto un negocio más que rentable.

    Al día de hoy Schmitz se encuentra detenido enfrentando cargos por piratería y violación de copyright. De ser declarado culpable, pasaría seis años en prisión.

    A continuación, el listado de vehículos con los que contaba Schmitz en su mansión de Nueva Zelanda cuando fue detenido:

    Cadillac El Dorado
    Cadillac Series 62 Convertible
    Lamborghini LM002
    Maserati GranCabrio
    Mercedes-Benz A170
    Mercedes-Benz CL63 AMG
    Mercedes-Benz CL65 AMG
    Mercedes-Benz CLK DTM
    Mercedes-Benz CLK DTM AMG 5.5L Kompressor
    Mercedes-Benz E500 Coupe
    Mercedes-Benz E63 AMG
    Mercedes-Benz G55 AMG
    Mercedes-Benz ML500
    Mercedes-Benz ML63 AMG
    Mercedes-Benz S65 AMG L
    Mini Cooper S Coupe
    Rolls-Royce Phantom Drop Head Coupe
    Toyota Hilux
    Toyota Vellfire
    Harley-Davidson
    Von Dutch
    Sea-Doo GTX Jet Ski

    Fuente: Argentina Auto Blog

    La alocada pasión por los coches del fundador de Megaupload
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto