¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GM y Magna podrían cambiar el destino de Opel y Vauxhall

    GM y Magna podrían cambiar el destino de Opel y Vauxhall
    1
    Gunther
    Gunther

    Finalmente Magna cambiará el destino fijado para Opel y Vauxhall, por lo que es de esperarse que reconocidas las prohibiciones de vender coches en America y China, las plataformas de trabajo cambien y las motorizaciones se modifiquen.

    Últimamente todo el mundo ha estado atento a lo que ocurre con el destino de las fabricas de GM, al menos con una muy bullada como lo es Opel y Vauxhall, cual es su corresponsal, por ello vale la pena mencionar que gracias a una fuente que se declara bastante cerca a las negociaciones, se cree podría definirse el destino final de la marca con la empresa canadiense de nombre Magna ¿será tan así?

    Todo indica que los acontecimientos recién mencionados son ciertos, ello puesto que de diferentes partes se supo que con el trascurrir de los días hubo un tropiezo en las negociaciones que llevaba el grupo de Fiat con GM, por lo que hay datos que vale la pena escudriñar un poco más en el presente artículo a la hora de hacerse una idea certera del tema que en esta oportunidad nos convoca. Se sabe que se finiquitan en el futuro próximo detalles importantísimos como la prohibición de vender coches en los mercados Americano y Chinos, por lo que tras afinar los últimos detalles entre GM y la canciller Alemán Angela Merkel, Opel podría finalmente cambiar su rumbo.

    Más arriba en el artículo hemos hecho una referencia a lo que ha ocurrido con Fiat S.p.A. pues según las fuentes oficiales de la marca italiana no hubo un entendimiento y menos conversaciones avanzadas respecto de la absorción de la marca Opel/Vauxhall, esto principalmente lo señalan a raíz de haber quedado sin palabras al saber que habían irregularidades financieras pendientes en la empresa de las que no tenían conocimiento a pesar de mostrarse interesados al punto de hacerse con la compañía referida. El CEO de Fiat, Sergio Marchione, ha señalado expresamente que hay ciertos factores económicos claves de los que no se habían tenido conocimiento previamente, por lo que conociendo estos datos ahora, asumen que Fiat no está en posición de asumir riesgos que evidentemente son innecesarios, por lo mismo y con esos antecedentes ¿será que la comercialización de los nuevos coches vendrá con restricciones importantes de las plataformas que se utilizarán?.

    De acuerdo a todo lo que ha dicho el CEO de Fiat, el proceso de búsqueda de comprador para Opel y Vauxhall fue un paso importante para definir el rumbo de trabajo de las marcas aludidas, todo esto principalmente por el hecho de necesitar de forma urgente una inyección de dinero importante que los sacará de la quiebra inminente. En su momento el encargado de Fiat aseveró que a pesar de los esfuerzos realizados por su compañía, la intención de llegar con las negociaciones a buen puerto resultó imposible, sin perjuicio de las varias semanas en las que se vieron involucrados. A pesar de ser un proceso relativamente corto para la envergadura de la transacción a la que se hace referencia, Sergio Marchione arguye que ninguna compañía podría aceptar el riesgo que involucra absorber una empresa con problemas económicos sin más, sobre todo cuando no se puede tener completo acceso a la situación financiera de la entidad a adquirir ¿Magna lo logrará?.

    Con todo lo anterior está más que claro que por las propias declaraciones del encargado de los italianos de Fiat, no existe posibilidad alguna de que se hagan con una nueva marca en Opel y Vauxhall, a pesar de tener nuevos fondos, ya que si tenían problemas habrá que reestructurarla completamente, y eso incluye los mercados que no pueden tocar en adelante.

    Para quienes no lo sepan, Maga International es un gran proveedor de partes de coches de origen Canadiense. Esta empresa comenzó sus actividades en el año 1957 gracias a la iniciativa de un australiano, Frank Stronarch. Todo comenzó como una empresa de electrónica, pero luego se posiciono como Magna International en 1973, quien era responsable de proveer partes a empresas como GM, Ford y Chrysler. En cuanto a su mercado en Europa, se pueden nombrar algunos conocidos como BMW, Toyota y Volkswagen. Finalmente la empresa también tiene una presencia en Asia, aunque ésta es menor con apenas tres centros de manufactura en Corea del Sur, uno en China; en relación a los centros de ingeniería tienen dos en China y Corea del Sur.

    GM y Magna podrían cambiar el destino de Opel y Vauxhall