¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Karma anuncia la producción de nuevos vehículos comerciales eléctricos ligeros

    Karma anuncia la producción de nuevos vehículos comerciales eléctricos ligeros
    Los nuevos vehículos eléctricos ligeros en la factoría de KarmaKarma Automotive
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    Karma Automotive ha confirmado que se ha convertido en un socio estratégico del fabricante de vehículos eléctricos comerciales ligeros AYRO, con la intención de producir y distribuir una pequeña gama de modelos de este fabricante tejano en el importante mercado californiano.

    El proyecto Karma Automotive no deja de protagonizar titulares a pesar de que su gama no lo merece, pues el único modelo real que podemos encontrar en su catálogo es el Karma GS-6, que no es sino el Karma Revero GT rebautizado, que a su vez no era otra cosa que la reedición con muy pocos cambios del Fisker Karma original.

    A pesar de ello, Karma Automotive pretende seguir acaparando titulares con todo tipo de noticias relacionadas con sus supuestos desarrollos e iniciativas, aunque en esta ocasión no tenemos motivos para pensar que se trata de un anuncio exagerado o banal, pues aparentemente se trata de un verdadero acuerdo de colaboración con otra compañía conocida y con bastantes años de experiencia en el mercado, AYRO.

    Gama de vehículos comerciales de AYRO.

    AYRO es un fabricante de pequeños vehículos eléctricos con sede en Texas que cuenta con una gama bastante amplia, que incluye desde pequeños cuadriciclos ligeros hasta vehículos eléctricos comerciales de uso urbano. Debido a su situación geográfica, a un par de miles de kilómetros de la costa oeste estadounidense, AYRO ha decidido asociarse con Karma Automotive, a través de su división KICC (siglas de Karma Innovation and Customization Center), para iniciar un nuevo proyecto con sede en California.

    Producción y distribución

    El motivo es bien sencillo, California es el primer mercado para vehículos eléctricos de Norteamérica y uno de los más grandes del mundo, por lo que tiene mucho sentido que AYRO haya decidido crear un proyecto con sede en esa zona y no solo como centro de distribución y operaciones comerciales, sino también como punto de fabricación, pues sus modelos son altamente personalizables.

    AYRO cuenta con una gama de pequeños vehículos eléctricos comerciales que pueden ser adaptados con múltiples variantes de carrocería y muy distintos accesorios, según el propósito al que estén destinados. Como podemos ver en la imagen superior, su pequeña furgoneta eléctrica puede ser desde un modelo de cuna trasera abierta hasta una furgoneta de reparto frigorífica. Entre medias podemos encontrar múltiples opciones y configuraciones, pues en AYRO están abiertos a cualquier tipo de transformación o equipamiento que necesite el cliente, que por norma general suelen ser empresas o instituciones.