¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La conducción automática, el futuro de los automóviles

    La conducción automática, el futuro de los automóviles
    1
    Toni Castillo
    Toni Castillo

    La marca alemana Volkswagen ha desarrollado TAP, el Piloto Automático Temporal capaz de asumir gran parte de la conducción, ayudando al conductor en momentos de fatiga o sueño.

    Volkswagen ha presentado uno de los dispositivos de conducción automática más perfeccionados hasta el momento: el TAP. En español, Piloto Automático Temporal, dispositivo que utiliza una serie de sensores que son capaces de asumir gran parte de la conducción, sin eliminar al conductor en ningún momento. El TAP funciona mediante la combinación de los diversos dispositivos, por ejemplo el control de crucero adaptativo o el sistema de mantenimiento de trayectoria en el carril. En conjunto, estos y otros dispositivos consiguen un manejo automático del coche pero que necesita como ejecutor al conductor.

    El dispositivo funciona mediante el conductor. El sistema es automático, pero necesita que el conductor indique si quiere ir a la izquierda o a la derecha, y el sistema sigue nuestras indicaciones, o al menos eso demuestran las pruebas realizadas hasta el momento. El resto de maniobras, adaptar la velocidad por ejemplo, las realiza el coche sin ayuda. Cuenta con un sistema de detección de señales, los adelantamientos se llevan a cabo dentro de la normativa y con seguridad e incluso acelera o frena el vehículo según sea el estado de la carretera por la que circula.

    Al contrario de lo que se pueda creer o pueda parecer, este tipo de adelantos no buscan suprimir algún día la figura del conductor. Están pensados y estudiados para mejorar y facilitar la conducción, pero no para trabajar de forma independiente. El sistema se puede conectar o desconectar a voluntad, y no es factible sin el conductor como ejecutor de la conducción. Se piensa como mejora para los momentos de fatiga, cansancio o sueño, y la empresa alerta sobre la obligación de estar supervisado en todo momento por el conductor.

    La conducción automática, el futuro de los automóviles