¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las empresas cada vez muestran menos interés por los vehículos eléctricos

    Las empresas cada vez muestran menos interés por los vehículos eléctricos
    1
    Toni Castillo
    Toni Castillo

    Durante el último año se ha perdido notablemente el interés por los coches eléctricos, desinterés que también afecta a los híbridos, cayendo en picado la intención de las empresas españolas de incorporarlos al mercado.

    El interés de los usuarios a nivel europeo por propagar el uso del coche eléctrico no se extiende a las compañías. En el último año, en nuestro país este interés ha caído en un 90%, desinterés producido en mayor parte por las dificultades que conlleva la implantación definitiva del sistema. Este año tan sólo un 2% apuesta por el vehículo eléctrico como lo usual antes del 2014, frente al 21% que sí apoyaban esta implantación en años anteriores.

    Los datos de estas bajadas de apoyo al coche eléctrico corresponden a la IV edición del Barómetro del Vehículo de Empresa, promovido por Arval, compañía de renting del grupo BNP Paribas. El estudio pone de relieve que este desencanto con el coche eléctrico e híbrido no se está dando sólo en nuestro país, sino que se extiende por toda Europa (el estudio está realizado entre más de 4.500 gestores de flotas de pymes y grandes empresas en quince países). De hecho, en el continente sólo un 4% de las empresas planea sumarse al coche eléctrico en los próximos tres años, frente al 10% que había en 2010.

    El cambio con respecto a este medio de transporte tiene un origen principal: las limitaciones de uso, duración, mantenimiento que conlleva. Las empresas españolas no lo pasan por alto, y las dificultades que supone (así como gasto, sobretodo inicial) hacen que la pasión por el coche eléctrico haya disminuido muy notablemente. Acusan la falta de una buena oferta versátil que se ajuste a las características de su compañía, además de la escasez de modelos a elegir. Los pocos modelos que pueda haber están más orientados al uso urbano que al coche como herramienta de trabajo que necesita cada empresa.

    Las empresas cada vez muestran menos interés por los vehículos eléctricos