Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lexus retoma las ventas del GX 460.

1

La compañía japonesa anunció a sus concesionarios que ya pueden poner nuevamente a la venta las unidades revisadas del GX 460. Estas habían sido suspendidas por un problema en el control de estabilidad.

Toyota anunció que a partir del día de hoy ha dado luz verde a los concesionarios Lexus de todo el mundo para que vuelvan a poner a la venta las unidades revisadas del GX 460, el SUV que había sido retirado del mercado por un grave problema en el funcionamiento del control de estabilidad. Como recordaréis, el comienzo de la cuestión fue un artículo publicado por la revista estadounidense Consumer Reports, la cual anunciaba que se trataba de un vehículo peligroso y recomendaba no comprarlo.

Como suele hacer con distintos vehículos del mercado estadounidense y con todos los productos disponibles a la venta, sean coches o no, Consumer Reports realizó un test al GX 460 y encontró que ante una maniobra brusca con el volante, el modelo puede llegar a perder la estabilidad hasta ponerse casi de lado. Esto se debió a un problema con el control de estabilidad, que no entraba en funcionamiento cuando más se lo necesitaba.

Ante este alerta, Toyota puso manos a la obra y rápidamente comenzó a trabajar para, primero encontrar cual era el problema y, segundo, solucionarlo. Mientras tanto, la compañía japonesa ordenó a los concesionarios de todo los mercados donde se comercializa el GX 460 suspender las ventas y aseguró a sus clientes que no solo revisaría el software de gestión del modelo mencionado, sino que lo haría con todos los SUV de ambas marcas.

Así fue como Toyota pudo rápidamente determinar que algunas determinadas circunstancias jugaban en contra de la estabilidad del modelo cuando giraba bruscamente hacía la derecha, como por ejemplo, la ubicación en el lado izquierdo del tanque de nafta o la presencia del conductor en los modelos con volante sobre ese costado. También determinó que los neumáticos de 18 pulgadas en combinación con el Kinetic Dynamic Suspension System jugaban en contra de la activación del control de estabilidad.

Para recompensarlos de las molestias ocasionadas, la compañía informó que aquellos clientes que deban dejar su vehículo para la actualización del software recibirán un lavado gratis y se les llenará el tanque, además que podrán reclamar U$S 45 del costo de alquiler de un coche sustituto.

Esta vez, la compañía japonesa pudo reponerse rápidamente del mal trago y logró subsanar un pequeño problema que podría haberle costado caro. Claro que lo primero que tuvo que hacer es reconocer el problema, lo contrario de lo hecho cuando surgieron las primeras alertas sobre las aceleraciones repentinas de sus modelos.

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Lexus retoma las ventas del GX 460.
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto