¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los peores cinco coches conducidos por The Stig

2

Bill Collins, que durante interpretó el personaje de The Stig para Top Gear, nos cuenta cuales fueron los peores cinco coches que condujo para el programa. El Alfa 8C Competizione, uno de ellos.

Quienes están al tanto de lo que sucede en el mundo del motor tienen bien en claro quien es The Stig. Para quienes no estáis, se trata de un misterioso personaje de la serie británica Top Gear, que bajo un mono blanco y un casco con el visor oscurecido, mantiene en secreto su identidad.

Pues bien, The Stig se vio involucrado el último año en un sonoro escándalo cuando Ben Collins, tal cual su nombre, y ex piloto de la Fórmula 3, editó un libro donde contaba todos los secretos del programa. Desde entonces, Collins dejó de ser The Stig y el personaje es interpretado por otro anónimo piloto.

Una vez separado del programa y de los compromisos que ello implica, Ben Collins dio a conocer una lista de los cinco peores coches que ha conducido a lo largo de su trayectoria como The Stig. Tratándose de un tipo que se ha subido a cuanto coche ha salido al mercado en los últimos ocho años, bien vale conocer su palabra sobre vehículos que parecían una cosa, pero son otra.

El primero de la lista y el que más sorpresa me ha dado es el Alfa Romeo 8C Competizione, el deportivo italiano del que Collins ha dicho que es tan "malo como bello". The Stig condujo el 8C Competizione en un camino a través de los Alpes Suizos, donde se exigen al máximo los frenos, la dirección y la suspensión. Collins fue terminante sobre el comportamiento del coche: el pedal del freno parecía operar la dirección.

El segundo de la lista es el Fiat Multipla, del que Collins dice que parece haber nacido durante un invierno nuclear, un cruce entre un tritón deforme y una mezcladora de cemento.

Si parecía que Collins tenía algo con los coches italianos, el tercero nos demuestra que no es así. El tercer peor coche es el Cadillac Escalade. Con sus llantas de platino de 22 pulgadas y los vidrios polarizados de la versión Platinum, parecía diseñado para hacerle un favor a los traficantes de drogas. Ni que hablar del consumo de combustible.

El cuarto en la lista es otro coche estadounidense. Se trata del Dodge Charger producido en 2005. Luego de 30 años de espera para que el modelo se vuelva a reeditar, Collins se decepcionó co su gran peso, su escasa potencia y su modesta caja de cambios.

Por último, Collins se encarga de destrozar al TVR Sagaris, un deportivo de origen británico construido entre 2004 y 2006. "Para abrir las puertas había que presionar un botón en el espejo retrovisor y rezar para que el sistema electrónico funcione, porque en mucho TVR no lo hacía. El asiento fue inventado por Houdini y el cambio de marcha podría dislocarnos el hombro".

La nota completa sobre los peores coches conducidos por The Stig se puede encontrar en el sitio inglés Drive.

Fuente: Drive

Noticias relacionadas

Los peores cinco coches conducidos por The Stig
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto