¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Financiación alternativaLos préstamos colaborativos llegan para poder comprar coche

    Fruto de la crisis económica, bancos y cajas cerraron el grifo del crédito, dificultando las compras de vehículos a los particulares. La mayoría de las compras se hacen a plazos. Las financieras de las marcas se han quedado con parte de ese mercado, facilitando el dinero a sus clientes para comprar sus productos, y de paso ganar dinero.

    Las financieras de las marcas son un buen negocio y facilitan la venta de coches

    En torno a 8 de cada 10 operaciones de compra de coches nuevos o seminuevos se hace mediante financiación, porque hablamos de la segunda inversión más importante para la mayoría de la gente. El dinero prestado implica unos costes financieros, tanto intereses como comisiones (apertura, estudio, etc).

    Las financieras de las marcas son más proclives a darnos el dinero, a un coste similar o inferior al de la banca tradicional. A veces lo haremos voluntariamente, otras obligados. Por ejemplo, algunas ofertas bomba de Plan PIVE llevan la "trampa" de financiar con la marca a partir de una cantidad y un mínimo de plazos.

    ¿Y si no, qué alternativa queda? Las empresas de créditos rápidos no, porque tienen unos intereses abusivos, y si analizamos con detenimiento las condiciones, lo más fácil es que salgamos corriendo. Pero hay otra vía, y es la de los préstamos entre particulares.

    Préstamos entre particulares, p2p lending o crowdlending

    La gente que quiere un crédito pero no se lo ponen fácil puede recibir financiación de particulares que invierten sus ahorros a cambio de una rentabilidad. Las inversiones tienen su riesgo, pero se diversifica o reparte entre muchos, para reducir la posibilidad de impagos.

    En España esta tendencia ha llegado con retraso, pero se abre camino debido al enorme desprestigio que tienen bancos y cajas por razones que todos conocemos. Algunas plataformas de préstamos entre particulares son Lendico , Comunitae o Zank.

    Estas comunidades ponen en contacto a prestamistas y posibles prestatarios, tras hacer una evaluación del riesgo de la operación. En algunos casos se puede estar metido en una lista de morosos (como ASNEF), en los demás no. Los prestamistas sabrán hacia dónde va su dinero y pueden elegir en qué proyectos implicarse.

    Las cantidades varían de un sitio a otro, a partir de 600 euros, y el plazo de devolución suele ser inferior a cinco años. A mayor riesgo de la inversión, mayor interés se pactará. Algunos prestamistas pueden obtener rentabilidades superiores al 10%.

    Si la operación se aprueba, se podrá contar con el dinero en el plazo de días o semanas, no es un sistema de crédito rápido

    La cantidad máxima que se puede solicitar es 100.000 euros, y eso ya cubre más de lo que podemos considerar necesidades, entrando en el terreno del capricho. Se puede exigir una garantía, como un aval hipotecario, pero no es requisito imprescindible.

    Estas plataformas de préstamos p2p presumen de tener una morosidad inferior al 5%, tiene sentido si rechazan la amplia mayoría de las operaciones, pero no protegen al inversor del impago. Antes de emprender acciones judiciales, se busca de forma amistosa la refinanciación de los plazos.

    ¿Habéis utilizado alguna vez un servicio de este tipo u os planteáis hacerlo?