¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Los problemas de aceleración de Toyota fueron errores de los conductores.

Los problemas de aceleración de Toyota fueron errores de los conductores.
1
Nico Esteban
Nico Esteban

Muchos de los problemas de aceleración repentina de Toyota que no encontraban explicación parecen haber ocurrido porque los conductores apretaron el pedal del acelerador en vez de el del freno. Se espera la palabra de la NHTSA.

Los problemas que le ocasionaron a Toyota las denuncias de que sus coches se aceleraban repentinamente sin una explicación racional la llevaron al borde de un escándalo. Si bien muchas de las denuncias realizadas tenían que ver con la alfombrilla del conductor y con el "pedal pegajoso", la compañía encontró que muchas otras no tenían un motivo lógico por el cual se podrían haber producido.

Eso es lo que informó Mike Michaels, un portavoz de la compañía, a Bloomberg News. Según Michaels, en los últimos cuatro meses Toyota investigó alrededor de 2.000 denuncias de aceleración repentina, revisando la información guardada en las "cajas negras" de los coches que habían sufrido algún tipo de colisión. Así, la compañía pudo determinar que la aceleración repentina tenía que ver con el atascamiento del pedal del acelerador con la alfombrilla del conductor, con el "pedal pegajoso", con otros objetos dentro del coche y con que el conductor apretó el pedal equivocado en el momento menos oportuno. Interrogado por Bloomberg respecto a que número de accidentes fueron causados por este último ítem, Michaels contestó "virtualmente, todos".

Asimismo, el portavoz de la compañía japonesa confirmó que los ingenieros no encontraron problemas electrónicos con el sistema de aceleración "drive by whire".

La información brindada por el portavoz de la compañía se encuentra en consonancia con la divulgada el martes por el diario The Wall Street Journal, quien reveló que la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA) había encontrado que en muchos casos de aceleración repentina, los conductores actuaron apretando el pedal del acelerador, no el del freno. Consultados al respecto, los representantes de la agencia se negaron a realizar declaraciones.

Veremos que sucede con esta revelación, que de confirmarse no haría más que reforzar la imagen de Toyota, desligándose de un problema que estuvo a punto de darle un golpe de "Knock Out" como líder indiscutida de la industria automotriz internacional. Para que ello suceda, aun falta conocer el informe encargado por el Congreso estadounidense que involucra a distintos académicos de renombre y a científicos de la NASA.

Fuente: autoweek.com

Los problemas de aceleración de Toyota fueron errores de los conductores.