¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los rusos van por su coche eléctrico.

    Los rusos van por su coche eléctrico.
    3
    Nico Esteban
    Nico Esteban

    El multimillonario ruso Mikhail Prokhorov presentó un plan para producir un vehículo eléctrico (o híbrido) en San Petesburgo. Su intención es venderlo a un costo de U$S 12.000, buscando llegar a las familias de bajos ingresos. Espera el apoyo del gobierno.

    Es un hecho que la tecnología eléctrica ha llegado para quedarse. Con un fuerte ímpetu los gobiernos europeos, el japonés y más recientemente Estados Unidos, incentivaron a sus automotrices a desarrollar modelos con esta tecnología, buscando disminuir los efectos de la contaminación y tratando de posicionarse de cara a un futuro mercado automotor con escasez de combustibles fósiles.

    A esta carrera tecnológica se ha sumado Rusia, quien de la mano del grupo empresario Onexim, propiedad del multimillonario Mikhail Prokhorov, buscará producir un vehiculo que utilice tecnología eléctrica, ya sea para desarrollar un modelo híbrido o un totalmente eléctrico.

    La intención del millonario ruso es producir el modelo en San Petesburgo, más específicamente en la planta de Yarovit Motors. Para ello, el grupo invertirá cerca de U$S 141 millones, esperando lanzar al mercado un producto que no solo se caracterice por sus condiciones medioambientales, sino también por su bajo costo. El precio podría rondar los U$S 12.500.

    Claro que no todo es optimismo en la gélida Rusia. Algunos observadores sostienen que el proyecto parece no tener posibilidades de éxito, aunque la demanda de vehículos de bajo costo en Rusia sería un factor determinante. Además, la inversión para llevar adelante un proyecto de estas características debería ser muy superior a lo anunciado (se habla de miles de millones) y la escasez de baterías para autos eléctricos y otros componentes en Rusia será un obstáculo determinante.

    En caso que el proyecto llegue a convertirse en realidad, Onexim deberá enfrentarse a automotrices que ya han anunciado su intención de fabricar vehículos de menos de U$S 10.000 en Rusia, como Volkswagen, General Motors y Mitsubishi.

    Claro que Onexim contaría con un aliado fundamental para concretar su sueño. El apoyo económico del gobierno ruso podría no solo solventar los costos de esta arriesgada inversión, sino también brindarle todo tipo de ventajas impositivas que otros fabricantes no obtendrían de ninguna manera.

    Veremos que tal le va a Onemix con la fabricación de este nuevo modelo, que por lo que se puede ver en la fotografía, se parece más a una idea que a un auto real.

    Fuente: Inside Line

    Los rusos van por su coche eléctrico.