¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes SLS AMG, el deportivo alemán que nacio como un Viper.

2

Según revela el sitio estadounidense Inside Line, el SLS AMG "alas de gaviota" habría nacido a partir de un chasis de aluminio y una suspensión desarrollada por Dodge para la segunda generación del Viper. Aquí la historia.

La decisión de Mercedes Benz de hacer renacer al SLS "alas de gaviota" fue una jugada por demás acertada. Digo esto por el éxito que el modelo ha obtenido, tanto de parte del público como de la prensa especializada. Se trata de un producto que ha sabido captar todas las características y la personalidad del viejo modelo, consagrándose como un deportivo de pura sepa que se encuentra a la altura de cualquier Ferrari, Lamborghini o lo que uno le quiera poner adelante.

Lo curioso de este desarrollo que uno pensaba puramente alemán, es que parece que buena parte de la creación ha sido merito no solo de los ingenieros europeos, sino también de sus ex socios estadounidenses. Esto es así porque, según publica Inside Line, cuando Daimler y Chrysler se encontraban unidas, la compañía norteamericana comenzó el desarrollo del reemplazante del Viper. Todo fue viento en popa y los técnicos llegaron a concretar la fabricación de un chasis de aluminio y una nueva configuración de amortiguación, la cual llamó la atención de los alemanes de tal modo, que la tomaron prestada para el desarrollo de un modelo propio.

Esta historia parece tener un fundamento en las imágenes publicadas por el sitio estadounidense allá por el año 2007, cuando capturaron una mula de pruebas del SLS AMG vestida con la carrocería de un Viper en el Valle de la Muerte. Aquellas imágenes no engañaron a los astutos cazadores, que en su crónica anticipaban lo que la automotriz alemana se traía entre manos.

Claro que lo que ocurrió después es historia conocida. Las dos compañías siguieron cada una su camino y continuaron con sus desarrollos, hasta que Chrysler entró en crisis y obligó a sus ingenieros a suspender el proyecto. Allí quedaron las ilusiones de contar con una nueva generación del Viper. Daimler siguió con su proyecto y el resultado es lo que podemos ver hoy en día, un flamante deportivo con un motor V8 de 6.3 litros, naturalmente aspirado con 571 CV de potencia. El modelo, gracias a este motor y a su alivianada estructura (el chasis pesa solo 241 Kg.) es capaz de acelerar de 0 a 100 en 3.8 segundos y de alcanzar una velocidad final de 317 Km/h.

Con esta maravilla de un lado del atlántico, ¿Cómo hubiera sido el Viper que los ingenieros de Dodge imaginaban? Nunca lo sabremos, pero con la confirmación de una nueva generación del deportivo, los técnicos podrán poner en práctica todo lo que programaron para aquel difunto proyecto.

Fuente: Inside Line

Noticias relacionadas

Mercedes SLS AMG, el deportivo alemán que nacio como un Viper.
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto