¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Operación policial en Gran Canaria Once detenidos por manipulación de cuentakilómetros en coches de segunda mano

La Policía Nacional ha desmantelado hoy en Gran Canaria una organización que se dedicaba a la estafa en vehículos de ocasión, manipulando los cuentakilómetros de vehículos antes de su puesta en venta. La operación policial se ha saldado con un total de once detenidos, que rebajaban la cifra del cuentakilómetros para vender los coches de segunda mano a precios superiores. Hay unos cien afectados.

La Policía Nacional ha realizado esta mañana una operación en Gran Canaria, relacionada con la venta de vehículos de ocasión. Han sido detenidas once personas de una organización que se dedicaba a la rebaja de cuentakilómetros de coches de segunda mano, para su posterior venta.

Hay más de cien personas afectadas por esta estafa, y entre los detenidos se encuentran no sólo los especialistas en alterar ilegalmente los cuentakilómetros del vehículo, sino también propietarios y empleados de concesionarios de coches, ya que esta organización trabajaba con seis concesionarios diferentes.

La investigación se inició con la denuncia de un afectado, que tras la visita a un servicio oficial descubrió que su coche tenía en realidad 142.000 kilómetros, cuando se lo habían vendido con 59.240 kilómetros en su marcador. A partir de ahí se inició la investigación, culminándose con once detenidos y la incautación de medio millón de euros en efectivo, además de cien vehículos y cuatro aparatos para rebajar el cuentakilómetros.

Como podéis ver en la imagen, rebajar la cifra del odómetro era tan sencillo como conectar el aparato al vehículo a través de la conexión OBD del sistema de diagnosis del vehículo, presente en la mayoría de vehículos modernos, y resetear la cifra del cuentakilómetros, estableciendo una nueva cifra, muy inferior a la real. En algunos casos, llegaron a rebajar hasta en 150.000 kilómetros el marcador, vendiendo un coche con 230.000 km como si tuviese 80.000 km.

Así, los dueños de los concesionarios obtenían un mayor beneficio por la venta del vehículo a costa de estafar al comprador vendiéndole un coche que en realidad tenía mucho más uso del que declaraban.

Afortunadamente no es un caso habitual, pero tampoco es el primer caso de este estilo que se da en nuestro país. Y ojalá fuese el último, ya que la venta de vehículos de ocasión, sea entre particulares o a través de un profesional, conviene que sea lo más transparente y clara para el cliente. De esta forma todos ganan, compradores y vendedores.

Fuente: El Mundo

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto