¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La reestructuración de Saab se cobrará 500 puestos de trabajo

1

Además de la reducción del personal, con la reestructuración se prevé pagar las deudas con los proveedores, posicionarse en mercados como el Chino y el Ruso y la continuidad de los proyectos de nuevos productos.

La semana pasada nuestro compañero Oscar Magro nos ponía al tanto del nuevo acuerdo alcanzado entre Saab y las compañías chinas Youngman y Pang Da, que le sirvió a la automotriz sueca para evitar el pedido de convocatoria de acreedores por parte del interventor judicial. Como recordarán, Youngman y Pang Da se habían comprometido a aportar el dinero suficiente para que Saab continúe con vida, pero los plazos se precipitaron y la salida encontrada por las tres compañías fue que, directamente, los chinos hicieran una oferta concreta para quedarse con Saab a cambio de 100 millones de euros.

En un primer momento la noticia trajo algo de alivio a quienes tienen vinculado su futuro laboral con la automotriz, pero como es de esperar en situaciones como esta, la reestructuración de una compañía requiere del sacrificio de todos sus empleados. Y los primeros en pagar los platos rotos son los operarios, que son los que sufren los recortes de salario, las suspensiones y los despidos.

En un comunicado de prensa enviado el día de hoy, Saab, Youngman, Pang Da y el administrador judicial anunciaron los puntos clave del acuerdo que permitiría salvar al fabricante. Entre esos puntos, se destaca la reducción de costes a través de la reducción de la plantilla en unos 500 empleados. Esa medida, entre otras, buscará ahorrar unos 110 millones de euros.

Otros puntos clave del acuerdo prevén reposicionar a Saab como una marca Premium distintiva y cercana, con un nivel de ventas de entre 35.000 y 55.000 para el 2012 y de entre 75.000 y 85.000 unidades para el 2013.

A continuación, los puntos acordados por ambas partes para mantener con vida a la tan manoseada Saab:

  • En espera de la aprobación de todas las partes implicadas, la financiación a corto y largo plazo de Saab Automobile está asegurada: Youngman y Da Pang han expresado su compromiso de aportar 50 millones de euros para financiar Saab Automobile durante la reorganización. Además, los inversores chinos proporcionarán un mínimo de 600 millones de euros en fondos para reanudar la producción, pagar las deudas y financiar las operaciones a medio plazo, para el periodo 2012-2013. Para proporcionar los fondos para el plan de operaciones revisado y proporcionar estabilidad financiera a largo plazo, los nuevos propietarios chinos también han presupuestado los fondos necesarios para la prevista ampliación de la gama de Saab Automobile y para operaciones adicionales en China. Saab Automobile no ha recibido todavía los fondos de Pang Da y Youngman, si bien su llegada está comprometida para hoy.
  • La nueva estrategia y estructura pretende combinar la fortaleza de Pang Da, Youngman y Saab Automobile con el valor y la herencia de marca, la gama de productos y la capacidad de Saab Automobile, siendo elementos clave de esta asociación junto con la capacidad de distribución de Pang Da en China y la experiencia en fabricación de Youngman.
  • Medidas clave durante la reorganización: establecer una nueva estructura de propiedad con Pang Da y Youngman, como socios estratégicos; llegar a un acuerdo con los acreedores sobre el pago de la deuda para restablecer la cadena de suministro de Saab Automobile; reducir los costes estructurales en 1billón de coronas suecas (unos 110 millones de euros), entre otras medidas, a través de la reducción de la plantilla en 500 empleados; y, de un modo más general, restaurando la confianza de todas las partes interesadas.
  • Reiniciar los planes más fundamentales, incluyendo: reinicio de la producción sin cortes empezando por los vehículos pedidos hasta la fecha; acelerar el acceso a China como mercado de mayor crecimiento; nuevos acuerdos de distribución en otros mercados emergentes, como Rusia; nuevos productos para los mercados tradicionales clave (65% del volumen) y China, incluyendo 9-5 Wagon y 9-4X.
  • Confirmación de la estrategia de reposicionamiento de Saab a largo plazo como una marca premium distintiva y cercana, sostenida por una cartera de productos renovada y ampliada, una estructura de costes más flexible con el impacto de una producción global, línea de vehículos con arquitectura tecnológica modular aprovechando las sinergias, servicios de ingeniería externos y ampliación de las operaciones para aprovechar las oportunidades de crecimiento en China, gracias a la aparición de propietarios chinos de gran fortaleza.
  • Objetivos de ventas para 2012 de 35.000-55.000 vehículos y 75.000-85.000 para 2013 basados en previsiones realistas en línea con el desarrollo de las ventas desde el último reinicio.
  • A largo plazo, la perspectiva es de 185.000-205.000 vehículos, basada en tres pilares principales de crecimiento: 1) ampliación de la cartera de productos en segmentos de rápido crecimiento de mercado, 2) máxima importancia del acceso al mercado chino, y 3) foco puesto en la rentabilidad.
  • 2012 y 2013 como años de transición económica, llegando la rentabilidad no más tarde de 2014. Márgenes de rentabilidad a largo plazo y en línea con otros fabricantes de automóviles premium.

Fuente: Saab Prensa

Noticias relacionadas

La reestructuración de Saab se cobrará 500 puestos de trabajo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto