¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Saab ya opera como una compañía totalmente independiente.

    1

    La compañía sueca se encuentra reestableciendo sus vínculos con los importadores de los distintos países, esperando reestablecer la confianza que se había perdido. La llegada del nuevo 9-5 es el primer paso hacia una nueva era.

    Con mucho orgullo por el logro obtenido, que le ha valido unos cuantos meses de negociaciones y sufrimiento, los directivos de Saab pueden decir hoy que la compañía es totalmente independiente. A partir de ahora, todo lo que tenga que ver con Saab será pura y exclusivamente responsabilidad de sus ejecutivos, y si bien esta noticia podría no tener mucha importancia para el publico en general, quienes seguimos el mundo del motor podemos dar fe de las penurias que han sufrido sus trabajadores.

    Este hecho ha llevado a la Saab a reestablecer sus vínculos con algunas de las compañías importadoras que la representan en los principales mercados del mundo, mientras que en otros países se ha establecido una relación directa con los distribuidores. Así, Saab Cars North America, Saab Sweden y Saab Great Britain, representan a la marca en los tres mercados más importantes para la compañía y permanecen como importadores nacionales. Mientras que en países como Alemania, Francia, Italia, España, Suiza, Noruega, Dinamarca, Finlandia y Austria se ha establecido un nuevo concepto de relación directa con los distribuidores, los cuales encargan y reciben los coches directamente desde la fábrica.

    La llegada del nuevo 9-5 ha marcado el inicio de un nuevo periodo para la compañía, la cual espera que el modelo tenga el éxito comercial que ninguno de los productos fabricados durante la tutela de General Motors pudo conseguir. Los ejecutivos calcularon que de vender por lo menos 80.000 unidades anuales del sedán, la subsistencia de la automotriz sueca está asegurada.

    A la reciente presentación del 9-5, Saab le sumará el lanzamiento de la versión familiar en 2011. También durante el año próximo debería estar llegando el SUV 9-4X, un proyecto que nació bajo el ala de General Motors y que se vio frustrado en reiteradas oportunidades por los problemas financieros de la compañía. Por último, el plan de producción de Saab tiene previsto lanzar el 9-3 en 2012 y, este ultimo es más un deseo que un proyecto, un nuevo Saab 92.

    La hoja de ruta ya está trazada, ahora solo resta esperar que el público responda como la compañía espera, retirando sus modelos de los concesionarios.

    Fuente: Saab

    Saab ya opera como una compañía totalmente independiente.