¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Save the RingLos amantes del motor unidos por Nürburgring

6

Los aficionados del motor en Alemania organizaron una caravana que convocó a más de 300 vehículos para pedir por el funcionamiento del Circuito de Nürburgring. Actualmente, el circuito se encuentra bajo el mando del gobierno de Renania-Paladina y su intención es venderlo cuanto antes a un privado. La deuda por las instalaciones asciende a 400 millones.

El circuito de Nürburgring se encuentra a la deriva por estos días y esto así gracias al descalabro financiero que llevó a la quiebra al administrador que estuvo a cargo del gerenciamiento del complejo hasta hace unos años. Los inversores planearon un parque de diversiones, hoteles, centros comerciales y restaurantes que nunca lograron llamar la atención del público en general, por lo cual, el negocio no funcionó. Claro que tampoco funcionaron las previsiones para su construcción, que se calcularon en 215 millones de euros y terminaron costando más de 400.

Con este panorama, fue el gobierno de Renania-Palatinado el que se hizo cargo del circuito y de toda la deuda. Para saldarla, obviamente, se pensó en una venta “sin prisa”, ya que no existía necesidad de cancelar la deuda.

Pero eso fue hasta la semana pasada. Sin motivo aparente, al gobierno de Renania-Paladina le brotó el apuro y ha cambiado de opinión, acelerando sus intenciones de quitarse de encima, y cuanto antes, el hierro caliente de las manos.

Esto puede traer aparejado decisiones equivocadas, que terminen por perjudicar a todo el público que disfruta de las instalaciones del circuito. Un administrador privado podría decidir a su antojo el destino de una de las instalaciones más emblemáticas del mundo del motor y, entre otras cosas, cancelar las “vueltas turísticas”, una de las atracciones más importantes desde hace muchos años.

En este sentido, quienes se encuentran trabajando para “salvar” al Ring, el ADAC (Club del Automóvil Alemán) y los impulsores del Save The Ring proponen soluciones alternativas, como vender solo parte del trazado o, simplemente, mantenerlo en control estatal.

Mientras se espera una solución al problema, Save The Ring , una gran cantidad de aficionados al automovilismo que se unieron para sostener el funcionamiento público del autódromo, realizaron una caravana de más de 300 vehículos entre coches y camiones de equipos de carreras, que culminó en el parlamento local intentando torcer la idea de los parlamentarios de vender las instalaciones. Las autoridades del ADAC y Jurgen Muller, leyenda del automovilismo alemán, fueron de la partida.

Esperemos que todo este intríngulis se resuelva de la mejor manera posible, aunque dada la crisis financiera que azota a la región, difícilmente alguien quiera invertir cientos de millones para no ganar una buena pasta. Eso, seguro.

Fuente: Autoblog

Noticias relacionadas

Los amantes del motor unidos por Nürburgring
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto