¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Se pone a la venta el Bugatti Veyron hundido en un lago de Texas

    Se pone a la venta el Bugatti Veyron hundido en un lago de Texas
    3
    Nico Esteban
    Nico Esteban

    Después de un año del accidente que le costará su existencia, el Bugatti Veyron que se hundió en un lago de Texas ha sido puesto a la venta. Como se ve en las imágenes, no será mucho lo que su dueño podrá obtener por el coche.

    A fines del 2009 me tocó publicar la historia de un Bugatti Veyron que, debido a una distracción en la conducción de su piloto, terminó hundido en un lago de agua salada del estado de Texas, en los Estados Unidos. Según el conductor, el accidente se debió a que un ave lo distrajo mientras avanzaba a gran velocidad, sin poder darse cuenta que debía haber doblado en una curva para evitar una estrepitosa caída.

    Unos días después de ese peculiar accidente, pudimos también ver las imágenes de cómo quedó el lujoso deportivo y comentábamos que sería muy difícil para su dueño recuperar con plenitud de funciones al coche, ya que el agua había afectado los circuitos eléctricos.

    Pues bien, más de un año después de aquel fatídico accidente, el dueño del Veyron decidió ponerlo a la venta así como ha el coche ha quedado y por supuesto, su valor será mucho menor del millón y medio de dólares que cuesta una unidad cero kilómetro. Realmente, es difícil calcular cuanto obtendrá el dueño por lo que quedó del coche, pero se trata de un perdida económica terrible que cuesta creer que se haya producido por una distracción.

    Otro dato que tampoco juega a favor del dueño del coche a la hora de ponerlo a la venta es que al momento del accidente, el chofer no se percató de apagar el motor del coche mientras este se sumergía, amén de dejar la puerta abierta cuando descendió del mismo y dejó que el interior se llenara de agua unos cuantos centímetros.

    Fuente: Motor Authority

    Se pone a la venta el Bugatti Veyron hundido en un lago de Texas