¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Se presentó el coche de los 1600 Km/h.

    2

    El Bloodhound SSC es un vehículo creado para superar las mil millas (1610 Km/h) de velocidad. Es capaz de desarrollar 133.150 CV de potencia gracias a la combinación del motor de un avión y la turbina de un cohete. Mide más de 12 metros y pesa 6.5 toneladas.

    Establecer récords de velocidad ha sido desde siempre uno de los objetivos de los fabricantes de autos. Guste o no, se trata de una marca que siempre ha llamado la atención y anotarse en lo más alto de la lista de los coches más rápidos del mundo significa, justamente, esto, que distintos medios de una infinidad de países hablen del coche y de su fabricante. Y no solo esto, también hay una gran cantidad de gente dispuesta a dejarse maravillar por este tipo de historias, así que para ellos, los detalles.

    El Bloodhound SSC ha sido presentado en el Salón Aeronáutico de Farnboroughes. Se trata de un "coche" con forma de avión de 12.8 metros de largo que ha sido creado con el único fin de convertirse en el más rápido del mundo. Los 133.150 CV de potencia son provistos por un motor de avión EJ200 de Eurofighter Typhoon ubicado en la parte superior del coche y por un cohete de 400 Kg. ubicado debajo del propulsor. Esta potencia es equivalente a cerca de 180 coches de Fórmula 1 rugiendo al mismo tiempo.

    El cuerpo del coche esta hecho de bloques de poliestireno y fibra de vidrio y ha sido pintado con seis capas de pintura aeroespacial. El peso total del coche, sumando el cuerpo y el motor, es de 6.5 toneladas.

    En un primer momento el proyecto consideraba ubicar al motor por encima del cohete propulsor, pero esta solución impedía generar una buena carga aerodinámica que mantuviese al coche pegado al piso. Para solucionarlo se pensó en un cohete de 400 Kg., pero esto hizo que el coche se fuese de nariz hacía el piso, desestabilizando el vehículo. Luego de muchas pruebas, los ingenieros encontraron que lo mejor será ubicar el cohete por debajo del motor.

    Las ruedas del Bloodhound SSC han sido fabricadas en aluminio forjado con tecnología aeroespacial, los suficientemente fuertes como para soportar las fuerzas G que requiere el apoyo de un coche de 6.5 toneladas corriendo a 1.600 kilómetros por hora.

    Uno de los primeros inconvenientes que tuvo que superar el Bloodhound SSC además de su fabricación, ha sido encontrar un lugar adecuado donde llevar a cabo la prueba para batir el record de velocidad. Se necesitan de por lo menos 16 kilómetros de "pista" y de unos 1600 metros extras a cada extremo para que el coche pueda desarrolla toda su potencia y frenar. Además, debe ser lo suficientemente firme como para soportar el peso del coche. Por estos motivos fue que se decidió realizar la prueba en Hakskeen Pan, un lago seco ubicado cerca de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que ofrece una superficie totalmente plana y lo suficientemente resistente como para evitar que el coche se hunda cuando circula a bajas velocidades.

    Hasta ahora solo se han realizados pruebas del motor, el cual en un banco de pruebas adaptado, ha soportado sin inconvenientes el recalentamiento que podría sufrir durante su travesía.

    En poco tiempo más (posiblemente en 2012) deberían comenzar los primeros ensayos reales del Bloodhound SSC, un coche poco común destinado a batir un record. Solo eso.

    Fuente: Autocar

    Se presentó el coche de los 1600 Km/h.