¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Stirling Moss es uno de los primeros en comprar un Aston Martin Cygnet

    1

    El ex-piloto británico eligió al pequeño modelo de Aston Martin como regalo para su esposa Susan. El Aston Martin Cygnet se fabrica sobre la base del Toyota iQ.

    Aston Martin no pudo elegir un personaje mejor para promocionar a uno de sus últimos y más particulares lanzamientos, el Cygnet. Sucede que el pequeño y revolucionario modelo anglo-japonés, desarrollado sobre la base del Toyota iQ, fue comprado por una de las leyendas vivas del automovilismo internacional, Sir Stirling Moss.

    En realidad, Moss compró una de las primeras unidades del Cygnet para regalárselo a su esposa, Susan Moss. Pero lo hizo de una manera especial, ya que llevó a su esposa engañada a compartir una cena en el Real Automóvil Club de Londres. Allí, el Aston Martin Cygnet tomó el lugar central del salón centenario, sirviendo como bienvenida a la pareja que disfrutará de sus cualidades.

    Stirling declaró que "desde que ví un Cygnet de pre-producción en enero pasado, me di cuenta que era el coche perfecto para Susie. Una pieza poco común de lujo británica, perfecta para nuestra vida en la ciudad".

    Como ya lo hemos anunciado en este mismo sitio, cada una de las unidades del Cygnet fabricadas por Aston Martin, es construida a mano en 150 horas de trabajo. Como coche fabricado por una de las marcas de lujo más importantes del mundo, el Cygnet cuenta con una gran variedad de opciones para su personalización y la combinación elegida por Moss, según dicen, es uno de los más exquisitos, con un tapizado de cuero con costuras en color plata.

    Si bien el nombre de Stirling Moss puede estar estrechamente ligado a Mercedes Benz, vale recordar que el inglés llevó con gran éxito algunos de los DB3S y DBR1 de la marca en los primeros años de su carrera, en eventos tan importantes como las 24 Hs de Le Mans.

    El Aston Martin Cygnet monta el mismo motor VVT-i de 1.3 litros de 97 CV que Toyota dispuso para el iQ. La fabricación del Cygnet fue justificada por Aston Martin debido a las rigurosas leyes de cuidado del medio ambiente, que obligan a las automotrices a reducir sus niveles de emisiones.

    Fuente: Auto Express

    Stirling Moss es uno de los primeros en comprar un Aston Martin Cygnet