¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Toyota otra vez investigada por no llamar a revisión.

Toyota otra vez investigada por no llamar a revisión.
1
Nico Esteban
Nico Esteban

La HHTSA abrió una investigación para determinar si la compañía japonesa retrasó un llamado a revisión en 2005. Esto podría haber provocado más de una decena de accidentes en los que fallecieron tres personas.

Cuando los problemas técnicos de sus modelos parecían haber quedado atrás y mientras se sigue llevando a cabo el llamado a revisión más grande de su historia, Toyota vuelve a afrontar una investigación por parte de la NHTSA de Estados Unidos. En este caso se trata de un problema de dirección en las camionetas Hilux acontecido en 2004, cuando la filial japonesa de la compañía retiró del mercado un gran número de unidades que presentaban fisuras, rajaduras y roturas en la cremallera, pudiendo sus conductores perder el control del vehículo.

Ante este inconveniente, la NHTSA consultó a la filial estadounidense si existía la posibilidad que los problemas se presenten también en las unidades comercializadas en dicho país. En aquel momento Toyota respondió que el problema solo se presentaba en comercializadas en Japón y que no existían posibilidades que se traslade al país. Toyota también informó que no había recibido ningún tipo de reclamo similar por parte de los usuarios en Estados Unidos.

Sin embargo en 2005 la automotriz informó a la NHTSA que el problema de dirección se encontraba presente en algunas unidades norteamericanas y que llevaría adelante un llamado a revisión para evitar posibles accidentes.

Hasta aquí todo correcto. Pero resulta que el pasado viernes la NHTSA fue alertada acerca de la existencia de un número de denuncias presentadas por los consumidores de Toyota Estados Unidos antes del llamado a revisión del modelo Hilux en Japón. A raíz de esto, la NHTSA decidió abrir una investigación para determinar si la compañía cumplió con la obligación legal de realizar el "recall" en forma oportuna.

Según informa Consumer Reports, los modelos involucrados son la T100s y la 4Runner construidos entre 1989 y 1998, mientras que las denuncias investigadas dan cuenta de 16 accidentes que habrían arrojado como saldo siete heridos y tres muertos. Por otro lado, Associated Press informó que Toyota habría comunicado que, si bien los modelos japoneses habían sido construidos en Estados Unidos, los ciclos de conducción en este país son diferentes a los de Japón, por lo que sería poco probable que los problemas se presenten en los modelos americanos. Además, las averías se produjeron por reiteradas maniobras a baja velocidad, como las realizadas al momento del estacionamiento.

Por ahora Toyota sostiene que su actuación ante este incidente ha sido la establecida por la ley y que como ésta indica, realizó la notificación correspondiente a la NHTSA dentro de los cinco días hábiles correspondiente.

Fuente: Consumer Reports - NHTSA

Toyota otra vez investigada por no llamar a revisión.