¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota GR SupraMY2020

    El máximo exponente de la deportividad en la marca nipona Toyota ha llegado a nuestras manos para ponerlo a prueba en el día a día. Nuestra unidad en concreto es la denominada como A90 Edition, una edición de tirada limitada que no deja indiferente a nadie.

    Toyota GR Supra - Miniatura 1
    Toyota GR Supra - Miniatura 2
    Toyota GR Supra - Miniatura 3
    Toyota GR Supra - Miniatura 4
    Toyota GR Supra - Miniatura 5
    Toyota GR Supra - Miniatura 6
    Toyota GR Supra - Miniatura 7
    Toyota GR Supra - Miniatura 8
    Toyota GR Supra - Miniatura 9
    Toyota GR Supra - Miniatura 10
    Toyota GR Supra - Miniatura 11
    Toyota GR Supra - Miniatura 12
    Toyota GR Supra - Miniatura 13
    Toyota GR Supra - Miniatura 14
    Toyota GR Supra - Miniatura 15
    Toyota GR Supra - Miniatura 16
    Toyota GR Supra - Miniatura 17
    Toyota GR Supra - Miniatura 18
    Toyota GR Supra - Miniatura 19
    Toyota GR Supra - Miniatura 20
    Toyota GR Supra - Miniatura 21
    Toyota GR Supra - Miniatura 22
    Toyota GR Supra - Miniatura 23
    Toyota GR Supra - Miniatura 24
    Toyota GR Supra - Miniatura 25
    Toyota GR Supra - Miniatura 26
    Toyota GR Supra - Miniatura 27
    Toyota GR Supra - Miniatura 28
    1 de 4

    Después de muchos años de rumores e incertidumbre, Toyota nos mostró en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019 el que venía a ser representar la cumbre de su deportividad. Denominado como GR Supra, un nombre que nacía ya como un mito y GR, las siglas de Gazoo Racing, el departamento japonés de locuras con ruedas. 

    Exteriormente nuestra unidad destaca por su color gris mate, propio de la versión A90 Edition, la cual es una edición limitada a las primeras 90 unidades vendidas en cada país. Además del color, unas llantas forjadas de 19 pulgadas pintadas en negro mate y una infinidad de detalles y aditamentos aerodinámicos hacen que visualmente no deje indiferente a nadie. 

    Es cierto que mucho se ha hablado sobre su interior tan poco personal, sobre todo viendo lo arriesgado de su diseño exterior, pues muchas de sus piezas son heredadas directamente de hermano alemán, el BMW Z4. Pero destaca por un habitáculo muy deportivo, calidad de sus materiales, unos asientos deportivos muy ergonómicos y bastantes elementos decorativos en fibra de carbono

    Mecánicamente, bajo su capó encontramos un motor de 6 cilindros en línea con 3.0 litros de cubicaje de origen BMW. Este bloque eroga una potencia máxima de 340 CV y un par máximo de 500 Nm entre las 1.600 y las 4.500 revoluciones. Todo este potencial se transmite al asfalto a través de una caja de cambios automática ZF de 8 relaciones, y por supuesto, tracción trasera. 

    Por supuesto, la estética de este pura sangre es algo importante, pero sin duda su punto fuerte viene de parte de una dinámica sobresaliente, capaz de sacar una sonrisa de diversión a todos y cada uno de nosotros. Finalmente su sonido es adictivo, una cascada de gorgoteos y petardeos hacen que se adelanten a tu llegada antes de siquiera poder verte.