¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Carlos Sainz revive el asfalto del olvidado ovalo de Terramar

    A bordo de un Audi R8 LMS, Carlos Sainz giró en el olvidado circuito de Terramar, un ovalo de 2 kilómetros que supo albergar al Gran Premio de España durante la década del veinte. El objetivo del evento fue batir el record de velocidad del autodromo, pero también poner el foco en una obra que ha quedado olvidada por el automovilismo ibérico.

    El circuito de Terramar, construido en 1922 e inaugurado en 1923, fue uno de los más importantes de la antigua Fórmula 1. Allí se corrió el Gran Premio de España hasta 1925, cuando la distancia que lo separaba de la ciudad de Barcelona y el alto costo de su fabricación, que impidieron ofrecer premios monetarios, hicieron perder el interés del público y de los corredores, que poco a poco fueron dejando de lado el autodromo. Al momento de su construcción, en Europa solo existían dos circuitos, el de Brooklands, Inglaterra y el de Monza, en Italia. En Estados Unidos solo existía el de Indianápolis.

    El Autódromo de Sitges-Terramar, tal cual su verdadero nombre, se destacó por su veloz trazado y por sus peraltes de entre 60 y 90 grados. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de Edgar Morawitz a partir de 1929 para revivirlo, fue poco lo que pudo hacer estando en contra de las políticas de Franco. En 1955 se corrió la última carrera de velocidad y un año después la Vuelta de Cataluña hizo un último recorrido.

    Desde entonces, el circuito ha permanecido cerrado y solo se puede circular con permiso de su dueño. Y eso es lo que ha hecho el equipo Red Bull junto con los pilotos Carlos Sainz y Miguel Molina.

    La escudería de la bebida energizante llevó un Audi R8 LMS al viejo trazado y se puso como objetivo batir el record de velocidad, logrado por el piloto Louis Zborowsky en 1950, marcando 45,8 segundos a un promedio de 157,2 Km/h.

    "Del automovilismo de España conozco bastante y la verdad es que no tenía idea de que hace tantísimos años se construyó una cosa como estas y que hubo carreras de Fórmula 1 por aquí", comentó Sainz, ex campeón mundial de rally y ganador del Rally Dakar 2010.

    "Había leído algunas pequeñas historias de este circuito pero nunca había tenido la oportunidad de venir y realmente de sólo ver los bankings (los peraltes), impresiona", declaró Molina, piloto de Red Bull en el DTM.

    Lograr quebrar el record no parece una tarea difícil luego de más de medio siglo de avances tecnológicos. A bordo del Audi R8 LMS Sainz marcó 42,6 segundos a un promedio de 170 Km/h. Sin embargo, la aventura tuvo sus dificultades: "No ha sido fácil. Tenía que ir parando en muchos sitios y reducir marchas por los baches, pero ha sido un lujo poder disfrutarlo. El peralte es tremendo, sobre todo mirándolo desde abajo. Reconozco que cuando lo vi por primera vez me sorprendió y tenía mucha curiosidad por saber qué se sentía al conducir en él. Nunca antes lo había hecho en un circuito oval, con un peralte así. Ha sido muy especial"

    Por ahora, el circuito de Terramar permanece cerrado. Sin embargo, existe un proyecto de construir un museo debajo de las gradas y de remodelar las instalaciones para recibir competencias de coches Sports. Así, la inmensa mole de cemento que se encuentra pronto a cumplir un siglo desde su inauguración, volvería a cobrar vida. Aquello que perdió por la década del cincuenta.