¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Desafío Twingo RS: una rubia, un pez y toda la potencia en Nürburgring

    1

    Aceptando los desafíos propuestos por sus fanáticos en Facebook, Renault promociona al nuevo Twingo RS dando una vuelta en Nürburgring con un rubia y un pez. Como se puede ver en las imágenes, se trata de una propuesta disparatada que le da una vuelta de tuerca a los ya aburridos videos de modelos exuberantes sacudiéndose en el asiento del acompañante.

    Entre los tantos videos de coches que podemos encontrar en la web, se destacan los que incluyen una voluptuosa modelo haciendo de acompañante en un súper-deportivo. La gracias está en ver como, por las distintas fuerzas que genera el coche a alta velocidad, los pechos de la modelo se sacuden hasta querer escapar de camisa.

    Pues bien, quien ha realizado un video similar ha sido Renault, buscando promocionar el nuevo Twingo RS. En realidad, lo que la empresa francesa ha hecho es invitar a sus fanáticos de Facebook ha proponer distintos tipos de desafíos, que ellos se encargarán de cumplir. El de este video responde a una de esas propuestas: dar una vuelta en el circuito de Nurburgríng, con una exuberante modelo en el asiento de acompañante montando una pecera sobre su falda.

    La encargada de pilotar el Renault Twingo RS es la periodista francesa especializada en industria automotriz Margot Laffite, hija del recordado piloto de Fórmula 1, Jacques Laffite. Margot también es piloto y supo participar del Trophee Andros.

    Ahora bien, no quedan dudas de la originalidad del video, que le da una vuelta de tuerca al recurso de la modelo sacudiéndose en el asiento del acompañante. Pero, ¿alguien se ha puesto a pensar en el pobre pez, que no solo tiene que soportar las bruscas sacudidas a causa de la velocidad del Twingo RS, sino también los histéricos gritos de la modelo?

    Creemos que el video ha sido editado y que lo que se encuentra en la pecera, mientras el coche circula, es solo un muñeco. Sino, ya mismo estamos llamando a la sociedad protectora de animales.

    Fuente: Carbuzz

    Desafío Twingo RS: una rubia, un pez y toda la potencia en Nürburgring