¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Así se fabricó el Lamborghini Aventador J

    1

    Durante la apertura del Salón de Ginebra, Lamborghini dio a conocer el Aventador J, un one-off extremo que se caracteriza por su radical diseño y su reducción de peso. Para lograr sus objetivo, los ingenieros italianos quitaron el parabrisas y el techo, además de otros elementos y agregaron un extremo kit aerodinámico. El video muestra algunos detalles de su fabricación.

    Durante el corriente Salón de Ginebra, Lamborghini sorprendió al mundo del motor con la presentación del Aventador J, una maravillosa bestia de 690 caballos de fuerza sin parabrisas ni techo que brindará, a quien tenga la suerte de conducirlo, una sensación exclusiva y única. Y estas palabras no son exageradas, dado que Lamborghini fabricará solo una pieza de este genial modelo.

    Pues bien, tratándose de una pieza tan particular, suena lógico que no haya pasado por una línea de montaje. Sus modificaciones fueron llevadas a cabo a mano, como buena obra de arte, y por lo tanto, su fabricación mereció ser inmortalizado en un video.

    Este tipo de film, que sirve para que los medios especializados como este lo publiquen e informen a sus lectores sobre el modelo, se ha convertido en un lugar común para las automotrices, que comienzan a abusar de sus realizaciones. Como recordarán aquellos que siguen de cerca las noticias del motor por este medio, un video similar fue publicado cuando el fabricante de Sant´Agata Bolgnese presentó el Aventador.

    Volviendo al Aventador J, vale recordar que el modelo, gracias a la mencionada "amputación" de su parabrisas y el techo, y a un duro trabajo para reducir peso (que incluyó la quita del equipo de audio, el aire acondicionado y el navegador satelital) ofrece prestaciones extremas, que superan a las del modelo convencional.

    El Aventador J también se ha visto beneficiado de la incorporación de un kit aerodinámico funcional a su objetivo de alcanzar un rendimiento extremo: alerón trasero de fibra de carbono inspirado en los coches de Fórmula 1, doble difusor trasero, faldones laterales y alerón y enormes tomas de aire delanteras.

    El Aventador J es una muestra más de que en Lamborghini siguen trabajando para correr los límites e ir un paso más allá de todo lo conocido. Como sucedió con el Reventón y el Sesto Elemento y, más allá en el tiempo, con el deportivo Jota, basado en el mítico Miura, Lamborghini ha logrado su objetivo y todos estamos escribiendo sobre ello.

    Fuente: Carbuzz

    Así se fabricó el Lamborghini Aventador J