¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ford presenta el primer cinturón inflable.

    Nico Esteban
    Nico Esteban

    Ford equipará a sus próximos modelos con un cinturón de seguridad trasero inflable. Se trata de un dispositivo que funciona en forma similar al airbag, evitando lesiones en el cuello, la cabeza y el pecho.

    El desarrollo de la tecnología aplicada a la seguridad de los pasajeros de automóviles es una industria en constante desarrollo. Día tras día distintas automotrices van aplicando nuevo equipamiento en busca de un objetivo final que aún parece lejano, el de un vehículo cien por ciento seguro. Todavía parece estar lejos ese logro, pero sin dudas que algún día se llegará a un desarrollo que proteja en forma efectiva a los ocupantes de un vehiculo colisionado.

    En este camino, Ford ha presentado el primer cinturón de seguridad inflable, un dispositivo que ayuda a distribuir la fuerza del impacto sobre una superficie corporal cinco veces mayor que la que lo hacía el cinturón convencional. El cinturón inflable fue diseñado para ser usado en los asientos traseros y está destinado a prevenir lesiones en la cabeza, el cuello y en el pecho, siendo afectados en su mayoría los pasajeros más vulnerables, como los niños y los ancianos.

    En el uso diario los cinturones inflables funcionan como cinturones de seguridad convencionales, además de ser compatibles con las sillitas de seguridad que deben ser usadas para los niños más pequeños. En los trabajos realizados por Ford, el 90% de los encuestados encontraron a este tipo de cinturón más cómodos que los convencionales, ya que se sienten más suaves y acolchados. Este factor podría ayudar a elevar el número persona que utilizan el cinturón de seguridad en las plazas posteriores.

    Cuando se produce la colisión, los sensores de seguridad del vehículo determinan la severidad del impacto en un abrir y cerrar de ojos, permitiendo a los cinturones inflables desplegarse. Cada cinturón utiliza un tubo de gas comprimido en frío, que fluye a través de una hebilla especialmente diseñada desde un cilindro debajo del asiento. El tiempo que tarda en desplegarse es de 40 milisegundos.

    Según la compañía, los primeros cinturones inflables serán destinados a la próxima generación del Explorer, que entrará a producción en 2010. Luego de esta presentación, los cinturones de seguridad pasarán a estar disponibles en la mayoría de los modelos de la casa del ovalo a nivel mundial.

    Fuente: Ford

    Temas relacionados

    Ford presenta el primer cinturón inflable.