¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    U3-X, o el futuro del transporte según Honda.

    1

    Honda presentó en Japón el U3-X, un dispositivo destinado a resolver los problemas de movilidad en la ciudades del futuro. El pequeño asiento móvil funciona respondiendo a la intención de su ocupante.

    En un futuro, no muy lejano, la movilidad en las ciudades va a ser un tema muy, pero muy complicado. Cada vez somos más las personas en el planeta y la población en las ciudades no para de crecer. Por eso, las estructuras pensadas en el siglo XX para transportar a los seres humanos de un lugar a otro van a mostrar que sus ideadores jamás calcularon que tanta gente habitaría la tierra.

    Por ello, las automotrices vienen trabajando desde hace años en el desarrollo de soluciones de movilidad que tienen como objetivo reducir el tamaño de los automóviles y crear alternativas que tengan en cuenta lo difícil que se pondrá el transporte en no muchos tiempo. Con este objetivo en la mira Honda presentó el U3-X, una maquina de diseño futurista que promete ser una alternativa a las motocicletas.

    Se trata de una "silla-robot" que se mueve hacía el lugar donde quien está sentado desea ir.El funcionamiento es simple, unos sensores internos perciben el movimiento de nuestro cuerpo y la maquina se ajusta automáticamente deslizándose hacía el lado correcto. De esta forma el "conductor" no precisa usar las manos para conducir el U3-X, una solución ideal para aquellos que, por ejemplo, van a hacer las compras.

    El U3-X funciona con una batería de Ion-Litio, mide 65 cm de alto y 1,60 de ancho y pesa menos de 10 kilogramos. Su autonomía es de una hora.

    Honda dice que el proyecto aún va demorar un buen tiempo para que finalmente llegue al mercado. Uno de los motivos es que no existe una legislación para regular el uso de este tipo de equipamiento.

    Si bien el U3-X puede ser una solución para el tema del transporte, por lo que se ve no parece ser una respuesta a los viajes de larga distancia. Además, tampoco parece seguro y su utilización debería ser por la acera más que para la calle.

    Por lo pronto, yo lo veo como un paso más hacía lo que se muestra en el film Wall-E, donde los seres humanos ni siquiera caminaban. Los que la vieron, sabrán de lo que hablo.

    Fuente: Honda

    U3-X, o el futuro del transporte según Honda.