¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un Bugatti Veyron pasado por agua.

El conductor de este Bugatti Veyron se distrajo por un momento y terminó con su vehículo dentro de un lago de agua salada en Texas, Estados Unidos. Si todavía no sientes pena por su dueño, os recuerdo que el auto cuesta más de un millón de dólares.

El Bugatti Veyron es uno de los deportivos más espectaculares que se han construido en los últimos tiempos. Además de su diseño, el modelo se destaca por un motor de 16 cilindros que entrega una generosa potencia de 1001 CV. Con este motor, más una combinación de factores como el bajo peso y una excelente aerodinámica, el auto ha llegado a convertirse en el más rápido del mundo.

El Bugatti Veyron no solo impresiona por estas características, su precio es excesivamente elevado, llegando a cotizar en más un millón de dólares en cualquier mercado del mundo. La enumeración de estos detalles tiene como objetivo poner en contexto lo mal que se habrá sentido el dueño de este Veyron al ver el resultado de una pequeña distracción.

Según informa Worldcarfans el propietario de este auto se distrajo conduciendo por la carretera, con tanta mala suerte que el vehículo fue a parar a un lago de agua salada que, por suerte para el conductor y para el Veyron, no contaba con mucha profundidad. Pero claro, como ya sabéis, el agua salada es uno de los peores enemigos de los automóviles, trayendo consigo la temida corrosión y por consecuencia, el inicio de un viaje que no tiene retorno.

Ustedes se preguntarán si al tratarse de un auto de más de un millón de dólares no contaría con algún tipo de protección ante este tipo de accidentes. La respuesta es que no de manera premeditada, ya que todos los vehículos cuentan con un trabajo especial para evitar el problema de la corrosión, pero ese trabajo se realiza principalmente para resguardar a la carrocería. Y, como el Veyron cuenta con una de fibra de carbono y aluminio, la protección anticorrosión no es necesaria.

Por otro lado, al caer el auto dentro de un lago salado, todas las partes del vehículo fueron afectadas por el agua, con lo cual los problemas en el circuito eléctrico serán los primeros que deberá resolver el mecánico que intente devolver a la vida al auto. Otros componentes del desafortunado Veyron que se verán afectados serán el motor, la transmisión, la suspensión, los frenos, el sistema de turbo, el aire acondicionado y el sistema electrónico. A todo esto hay que sumarle que al tratarse de un vehículo súper-exclusivo, los repuestos no se consiguen con tanta facilidad. No creas que es cuestión de ir a un concesionario Volkswagen y pedir una caja para un Veyron y ya, el empleado la saca de debajo del mostrador envuelta para regalo.

El "pequeño" accidente se produjo en el condado de Galveston, Texas, Estados Unidos, donde la persona que filmó el video dijo que este es el tercer o cuarto Veyron que sufre un accidente en la zona. Esperemos que por el bien de su dueño, no se trate del mismo auto.

Fuente: Worldcarfans

Noticias relacionadas

Un Bugatti Veyron pasado por agua.
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto