¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    BMW X5 M50dMY2019

    BMW presentó la cuarta generación del que, hasta entonces, era el modelo SUV más grande dentro de la marca y el primogénito de la familia X. El modelo que aquí nos ocupa monta el motor diésel más potente de la gama, todo un 6 cilindros de 400 CV. Su denominación es M50d.

    BMW X5 M50d - Miniatura 1
    BMW X5 M50d - Miniatura 2
    BMW X5 M50d - Miniatura 3
    BMW X5 M50d - Miniatura 4
    BMW X5 M50d - Miniatura 5
    BMW X5 M50d - Miniatura 6
    BMW X5 M50d - Miniatura 7
    BMW X5 M50d - Miniatura 8
    BMW X5 M50d - Miniatura 9
    BMW X5 M50d - Miniatura 10
    BMW X5 M50d - Miniatura 11
    BMW X5 M50d - Miniatura 12
    BMW X5 M50d - Miniatura 13
    BMW X5 M50d - Miniatura 14
    BMW X5 M50d - Miniatura 15
    BMW X5 M50d - Miniatura 16
    BMW X5 M50d - Miniatura 17
    BMW X5 M50d - Miniatura 18
    BMW X5 M50d - Miniatura 19
    BMW X5 M50d - Miniatura 20
    BMW X5 M50d - Miniatura 21
    BMW X5 M50d - Miniatura 22
    BMW X5 M50d - Miniatura 23
    BMW X5 M50d - Miniatura 24
    BMW X5 M50d - Miniatura 25
    BMW X5 M50d - Miniatura 26
    BMW X5 M50d - Miniatura 27
    BMW X5 M50d - Miniatura 28
    1 de 3

    El BMW X5 es todo un veterano dentro de nuestro mercado, modelo que lleva entre nosotros 20 años. En el ya lejano año 1.999 la marca bávara nos presentó el que sería su primer SUV, y después de 3 generaciones precedentes de completo éxito, tenemos con nosotros a la cuarta generación de este mastodonte que se vuelve más grande, pero también más refinado y lujoso que nunca.

    El protagonista indiscutible de esta prueba es el corazón que anima a este grandullón. La variante que hoy nos ocupa es la más potente de su gama dentro de los motores impulsados por diésel. Bajo la denominación M50d, en el vano motor, acoge un motor de 6 cilindros y 3 litros de cubicaje que eroga hasta 400 CV y 760 Nm.

    Sus dimensiones son de auténtico gigante: con una longitud de 4.922 mm, 2.004 mm de anchura, 1.745 mm de altura y 2.975 mm en su distancia entre ejes, hacen que sus cotas impongan un tremendo respeto cuando lo veas aparecer en tu retrovisor. La báscula se detiene finalmente en una cifra por encima de las 2 toneladas y media.

    La letra M por delante del “50d” no es mera decoración, ya que aunque no es un M puro, sí que su puesta a punto está realizada por estos chicos tan majos. Una suspensión más rígida, una respuesta más efectiva al acelerador y frenos, así como un sonido retocado que hace que te olvides por completo de que llevas un coche diésel.