¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Drive to Survive, temporada 3: pocas sorpresas, montaje tramposo y ausencias incomprensibles

    Charles Leclerc, durante una de las grabaciones con NetflixNetflix

    Los diez capítulos de la tercera temporada de la serie de Netflix deja sensaciones encontradas, especialmente para el espectador más avezado, aunque también da algunas muestras de lo complejo que fue la temporada 2020 para casi todos los pilotos, ingenieros y mecánicos.

    Como calentamiento para la temporada 2021 de Fórmula 1, Netflix ha estrenado la tercera temporada de 'Drive to Survive', la serie documental que durante toda la campaña 2020 (o lo que pudieron).

    El resultado es irregular, cuanto menos. Un guión excesivamente forzado, tanto por los protagonistas como por los periodistas (Will Buxton, de la propia F1, y Jennie Gow, de BBC), que buscan más servir al relato que quiere contar Netflix a lo que realmente ocurrió.

    Las ausencias son flagrantes: desde temas como el coronavirus (ni se cita que lo pasaron Sergio Pérez, Lance Stroll y fueron sustituidos por Nico Hulkenberg, y el caso de Lewis Hamilton se nombra de pasada), la crisis y venta de Williams (sus pilotos ni comparecen), las dificultades para la renovación de Lewis Hamilton, la salida de Daniil Kvyat, el fichaje de Fernando Alonso por Alpine. Algunos GPs, como el muy entretenido de Turquía, ni existen.

    A eso se unen guerras y piques ficticios (caso Sainz-Norris) y protagonismo excesivo para representantes de equipos o pilotos que normalmente no hacen ruido (Antonio Giovinazzi tiene un capítulo para él solo y Esteban Ocon sólo aparece como comparsa). El blanqueamiento de Racing Point-Aston Martin, del que no se insinúa ni una mala acción, roza el surrealismo.

    ADVERTENCIA: después del tráiler habrá análisis capítulo a capítulo con spoilers. No continúe leyendo si no ha visto la serie completa.

    Capítulo 1: Pretemporada y Australia

    Los test de Barcelona y el fiasco de Australia centran el primer capítulo de esta tercera temporada, y ya se empieza a hablar de un asunto recurrente durante toda la serie: el Racing Point y su más que razonable parecido con Mercedes, que generó el enfado de sus rivales.

    La pifia organizativa y cómo el coronavirus afectó a todos se toca, aunque muy por encima. Demasiado poco para lo que realmente ocurrió.

    Nota: 3/10

    Capítulo 2: Arranca en Austria

    La competencia entre Red Bull y Mercedes centra el capítulo que habla del regreso a la competición, con un inusual protagonismo para Toto Wolff y Christian Horner.

    El capítulo se diluye en una pelea que apenas se recordaba por el gran público: el toque entre Alex Albon, uno de los grandes nombres de esta temporada de la serie, con Lewis Hamilton.

    Nota: 3/10

    Capítulo 3: Bottas, el no tan segundón

    Las dificultades a las que se enfrenta Valtteri Bottas al ser el segundo piloto de Mercedes centra este tercer capítulo, posiblemente el más redondo de la temporada. Las confesiones del finlandés, como que estuvo a punto de dejarlo tras Rusia 2018 cuando le ordenaron dejar ganar a Hamilton, ayudan a entender su frustración.

    Para el recuerdo: ese plano de Bottas entrando en una sauna junto a su representante en el que se le ve el trasero. «Imagino que no soy el primero en comentarlo pero todavía no estoy seguro de cómo me siento al ver TODO Bottas en DTS», 'analizó' Daniel Ricciardo.

    De la sanción que le cuesta la victoria a Hamilton en Sochi, donde se centra el capítulo, poco.

    Nota: 7/10

    Capítulo 4: La crisis de Ferrari

    La ciclotimia de Ferrari y la crisis absoluta que atravesaron en 2020 pasa a un segundo plano casi al lado de un Sebastian Vettel sin filtro, a sabiendas de que no iba a continuar con el equipo italiano.

    Eso sí: ni palabra de quién sustituye a Vettel (eso llegará más tarde), o qué ocurrió realmente para el bajón de rendimiento, más que una insinuación de Otmar Szafnauer, que tiene un protagonismo surrealista en toda la temporada.

    Nota: 5/10

    Capítulo 5: La espantada de Ricciardo

    El enfado de Cyril Abiteboul con Daniel Ricciardo y cómo esté decide irse por McLaren tapa la profunda reestructuración de Renault que acaba convirtiéndose en Alpine para este año.

    Racing Point, la política por detrás de las carreras y la sanción al equipo de Silverstone ocupan la segunda trama del capítulo, con declaraciones del propio Lawrence Stroll que siempre tiene derecho a réplica en el montaje. El resultado, irregular.

    Nota: 4/10

    Capítulo 6: La reivindicación de Gasly

    Con el GP de Bélgica de fondo, arranca un capítulo similar a uno de la segunda temporada de la serie, con Pierre Gasly como protagonista. El crecimiento del francés frente a Alex Albon, con su victoria en Monza como culmen.

    Es el segundo capítulo de la serie que tiene el GP de Italia como escenario en buena medida, debido a que fue uno de los pocos en los que Netflix pudo grabar. No obstante, contiene fallos notables o al menos dudosos con respecto a lo que paso que, si bien, cuadran perfectamente para la historia.

    Nota: 4/10

    Capítulo 7: El cambio de pilotos de Haas

    Ya es todo un clásico de 'Drive to Survive': Haas y su mundo. En este caso, Gunther Steiner es el eje conductor de un capítulo en el que explican cómo su equipo pelea con Alfa Romeo, tanto en pista como por un futuro piloto: Mick Schumacher.

    La reunión con 1&1, que pidió un piloto alemán, y los miedos de Antonio Giovinazzi (algo forzados en edición) de perder su asiento son parte de los secretos que descubre este capítulo. Al final, según el montaje de este capítulo, fue un final feliz para todos... algo que en realidad no fue tal.

    Nota: 5/10

    Capítulo 8: El ¿pique? de Sainz y Norris

    La marcha de Sainz a Ferrari y cómo lo gestionó McLaren centran el octavo capítulo de la temporada, en el que el montaje (incluidas radios que no se produjeron en el momento de su emisión) propicia a pensar que hubo más pique del que realmente hubo con Lando Norris.

    Posiblemente sea el capítulo más forzado, especialmente en ese aspecto con su ya excompañero. A favor: las conversaciones con Carlos Sainz padre o con 'Caco' Oñoro, su primo y representante, que descubren su lado más personal y cómo fue esa temporada. El podio de Monza, un punto de inflexión.

    Nota: 4/10

    Capítulo 9: El accidente de Grosjean y el futuro de Pérez

    Los GPs de Bahréin y Sakhir centran el penúltimo capítulo de la temporada. El primero, obviamente marcado por el accidente de Romain Grosjean. Él mismo relata cómo vivió un momento en el que pensó que iba a morir. Steiner, su esposa Marion Jolles, los médicos de la FIA... La gran imagen del año y cómo se salvó el francés sirve para dedicarles, además, a la FIA y los comisarios el agradecimiento.

    La segunda parte del capítulo se centra en la victoria de Sergio Pérez y como acaba siendo clave (o eso cuentan en el guión) para que sea el elegido para sustituir a Alex Albon. Del positivo de Hamilton en coronavirus, ni palabra. Y George Russell como su sustituto, de refilón.

    Nota: 6/10

    Capítulo 10: Despedida y mensaje de Hamilton

    El GP de Abu Dhabi pone el broche a la temporada, aunque no fue ni mucho menos el más divertido del año. El anticlimático final de la serie acaba con Lewis Hamilton explicando de manera sucinta por qué decidió volcarse con el activismo racial.

    Antes tratan los múltiples cambios de pilotos para 2021, algo que ya se había tratado antes, pero ahora en resumen. No obstante, las ausencias de hombres que se van (como Daniil Kvyat) o que llegan (como Fernando Alonso) lo deslucen.

    Nota: 3/10

    NOTA FINAL: 4,4

    Fotos: Netflix