¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Así es el GP de Emilia Romaña para los neumáticos

    El circuito de Imola es muy característico de los trazados de la vieja escuela.

    Tras un inicio muy interesante en Bahréin, la Fórmula 1 se desplaza a Imola para disputar la segunda carrera del campeonato de 2021. En el trazado italiano, los neumáticos encontrarán un escenario muy distinto.

    El circuito de Imola ha estado presente en 28 ocasiones en el calendario de la Fórmula 1, pero ha estado ausente durante 13 temporadas y la vuelta del año pasado no arrojó demasiados datos a los equipos participantes.

    Por ello, la edición de este año será igualmente interesante y contará con varios interrogantes a resolver, sobre todo teniendo en cuenta que los monoplazas de este año hasta ahora sólo han rodado en el circuito de Sakhir, un trazado muy diferente al que servirá de sede para el Gran Premio Del Made In Italy E Dell'emilia Romagna, su denominación oficial.

    ¿Por qué ha elegido Pirelli estos neumáticos?

    Pirelli desplaza a Imola sus tres compuestos de dureza intermedia de la gama desarrollada para la Fórmula 1: C2 como duro (blanco), C3 como medio (amarillo) y C4 como blando (rojo), la misma nominación vista en la carrera que abrió el campeonato y que permitió numerosas variantes estratégicas.

    También es idéntica a la nominación utilizada en la última carrera celebrada en Imola hace exactamente seis meses, si bien la carcasa del neumático es distinta para ofrecer una mayor durabilidad y permitir menores presiones de inflado para prevenir el sobrecalentamiento.

    En 2020 sólo hubo 90 minutos de entrenamientos libres, este año serán tres horas

    En la cita de 2020, el programa del Gran Premio contemplaba una sola sesión de entrenamientos libres de 90 minutos; este año se celebrarán tres tandas de una hora.

    Según Pirelli, «los neumáticos C2, C3 y C4 se adaptan a la perfección a este cambiante trazado y son idóneos para la diversa meteorología que registra la zona en primavera», y es que no podemos obviar que el campeonato se desplaza a Europa mucho antes de lo habitual.

    Características del circuito

    Imola es una pista de la vieja escuela y que propone un interesante desafío técnico a pilotos y equipos. Su trazado alterna muchos tipos de curvas y velocidades que ponen a prueba todos los aspectos del monoplaza. Además, con apenas una carrera celebrada aquí desde 2006, los equipos no cuentan con demasiados datos con los que trabajar.

    El circuito es bastante estrecho en multitud de puntos, lo que complica los adelantamientos y pone énfasis en la estrategia. Las tácticas utilizadas el año pasado acusaron la influencia de una tardía aparición del coche de seguridad (unida a una interrupción al inicio), y que permitieron al ganador, Lewis Hamilton, utilizar los tres compuestos (arrancando con el medio).

    El circuito es muy distinto al de Bahréin, pero Pirelli ha seleccionado los mismos compuestos que para la carrera de Sakhir.

    De no haberse producido las neutralizaciones, la opción a una sola parada habría sido mayoritaria, máxime si consideramos el largo tiempo que se invierte en la calle de boxes: unos 25 segundos.

    Pese a ser reasfaltado antes del Gran Premio de 2020, Imola –un trazado que gira en sentido antihorario– no ha perdido su bacheada superficie y unos pianos muy altos, circunstancias que castigan tanto a pilotos como a monoplazas.

    Las carreras de la Formula Regional by Alpine, categoría que se sitúa justo por debajo de la Fórmula 3, serán las únicas citas soporte del fin de semana, lo que mermará la evolución del asfalto.

    Mario Isola - responsable de Pirelli en la F1

    «Tras un emocionante inicio de temporada en Bahréin, llegamos a Imola con la misma designación de neumáticos. Ahora bien, estamos ante un circuito de características diametralmente opuestas y al que llegamos como patrocinador principal con el objetivo de demostrar el prestigio del ‘Made in Italy’ al mundo».

    «Pese a que la última carrera celebrada aquí tuvo lugar hace apenas seis meses, las condiciones de abril no tienen nada que ver con las de noviembre. En todo caso, seguimos estimando que los equipos afrontarán la carrera con una estrategia a una sola parada, por las dificultades de adelantar y el tiempo que se invierte en recorrer el pit-lane».

    «Las apariciones del coche de seguridad marcaron la diferencia el año pasado, por lo que se ciernen múltiples interrogantes sobre la cita de este fin de semana, que marca la llegada del campeonato a Europa».

    Fuente: Pirelli Motorsport / Fotos: Pirelli Motorsport