¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los 10 coches más ecológicos según el ADAC

    Javier Costas
    Javier Costas

    El autoclub alemán ADAC hace regularmente pruebas de consumo y emisiones reales a varios coches a la venta. Analizamos los últimos resultados del ecotest, que datan de septiembre de 2016. Veremos cuáles son los más limpios del mercado, usen el combustible que usen.

    Si buscamos un referente de cuánto contaminan realmente los coches no hay mucho donde elegir. Es mucho más fácil obtener datos de consumos y emisiones de CO2, ya que estas se calculan por una regla fija entre litros consumidos y gramos emitidos.

    Para saber cuánto contaminan los coches hacen falta equipos portátiles de medición que se tragan los gases, los analizan, y los liberan al medio. Las pruebas del ADAC se hacen en laboratorio y carretera a velocidades legales, con aire acondicionado, lastre... son lo más parecido posible a la realidad.

    La puntuación es la suma de dos cifras que dan máximo 50, hasta 100 puntos en total. Cuantos más, mejor

    Sin más dilación, la lista de los más limpios:

    1. BMW i3 (33 kWh) - eléctrico (⭐⭐⭐⭐⭐)

    El eléctrico alemán rompió muchos moldes cuando salió, empezando por el del diseño, parece un coche que viene del futuro. Utilizando una arquitectura muy ligera -y muy cara- con fibra de carbono arroja sobre la báscula 1.320 kg para 170 CV, considerando que sus baterías pesan un poco más que las del modelo básico. En su clase es el más prestacional, sin duda alguna.

    Tiene una calificación de 100 puntos, el máximo que admite la prueba. No produce emisiones contaminantes y se conformó con un consumo de 17,4 kWh/100 km, equivalente a 101 g/km CO2 si se considera la electricidad consumida en su recarga. Es un campeón en ecología sin que eso se lleve mal con las prestaciones.

    2. Toyota Prius - híbrido gasolina (⭐⭐⭐⭐⭐)

    En su cuarta generación el Toyota Prius continua siendo una referencia en la categoría de los híbridos y es el modelo con motor de combustión interna más eficiente. Su predecesor logró en su momento la máxima puntuación posible, 90.

    El nuevo Prius, que mantiene el motor 1.8 VVT-iE, pero con varias optimizaciones, se queda en 94 puntos. En emisiones contaminantes sacó 48/50 puntos, en CO2 46 puntos por sus 4,1 l/100 km. Su potencia no asombra, 122 CV combinados, pero es relativamente ligero con 1.450 kg.

    3. Nissan Leaf (30 kWh) - eléctrico (⭐⭐⭐⭐⭐)

    El coche eléctrico por excelencia desde 2010 se va al tercer puesto, ya que su desempeño no es tan brillante. Sus 109 CV tienen que tirar de 1.590 kg, por lo que tiene el rendimiento de un compacto de 100 CV o un poco menos.

    Sus emisiones equivalentes en CO2 son 118 g/km, un poco peor que el Prius, con un consumo de 20,5 kWh/100 km. En este apartado saca 44 puntos, y los 50 puntos en emisiones contaminantes. Empata con el Toyota Prius con 94 puntos totales, pero queda tercero por mayor CO2 equivalente.

    4. Toyota Mirai - pila de combustible (⭐⭐⭐⭐⭐)

    Se cuela en la lista otro Toyota, uno de los pocos coches que están a la venta con pila de combustible de hidrógeno. Su motor eléctrico tiene 154 CV de potencia y no produce emisiones de CO2 ni contaminantes, solo vapor de agua. Saca 50 puntos en emisiones contaminantes, el máximo.

    En cuanto a CO2 equivalente, 121 gramos/km, que sigue sin estar nada mal para un coche relativamente pesado, 1.850 kg. Como saca 43 puntos en esta medición, el total es 93 puntos. En España todavía no está disponible por falta de infraestructura de repostaje.

    5. Skoda Octavia Combi G-TEC - gas natural (⭐⭐⭐⭐⭐)

    La combustión interna aún tiene mucho futuro empleando metano comprimido o GNC. Al ser un hidrocarburo muy puro las emisiones tóxicas son bajas y las de CO2 muy contenidas. Con el 1.4 TSI capado a 110 CV logra 122 g/km de CO2 y 43 puntos en este apartado.

    En cuanto a las emisiones contaminantes, 50 puntos, mejor aún que el Prius a gasolina. Por lo tanto, se queda en 93 puntos, como el Mirai. Su consumo es de 4,2 kg de metano cada 100 km, y estando el kilo a 90 céntimos las cuentas salen muy rápido. Lástima que no se pueda repostar en cualquier sitio...

    6. Toyota Yaris - híbrido gasolina (⭐⭐⭐⭐)

    Otro híbrido se cuela entre los más limpios. El Yaris es un coche pequeño, utiliza tripas muy similares a la de los Prius de primera y segunda generación, adaptadas a su tamaño, peso y sitio para baterías. Con un consumo de 4,8 l/100 km de gasolina y 133 g/km de CO2, saca 39 puntos en este apartado.

    Como el sistema híbrido de 100 CV elimina la necesidad de usar más el motor de gasolina, las emisiones contaminantes se desploman, obtiene 49 puntos de 50, por lo que la suma total es de 88 puntos. Con este modelo, la necesidad del Yaris diésel prácticamente ha desaparecido.

    7. Tesla Model S P90D - eléctrico (⭐⭐⭐⭐)

    La berlina eléctrica más fantástica jamás construida no se queda precisamente atrás, aunque le lastra su peso -lleva 90 kWh en baterías- y en algo influyen sus enormes prestaciones al tener 423 CV. No produce emisiones contaminantes, luego saca 50 puntos.

    En cuanto a CO2 equivalente, tiene un consumo de electricidad más elevado, 24 kWh/100 km o 139 g/km. Eso le da 37 puntos en la medición de carbono y 87 puntos en total. Como baja de 90 puntos eso es igual a 4 estrellas. Eso sí, la puntuación es brillante para un coche de esa potencia, peso y tamaño.

    8. Suzuki Ignis 1.2 SHVS - híbrido gasolina (⭐⭐⭐⭐)

    Estamos ante un planteamiento relativamente novedoso al ofrecerse en un coche económico. El sistema SHVS de Suzuki es muy ligero, con un motor eléctrico pequeño y una batería también pequeña, que sin embargo homologa solo 4,3 l/100 km de gasolina. Tiene 90 CV, la misma potencia declarada del modelo sin hibridar, con un 1.2 de gasolina sin turbo ni inyección directa.

    Según el ADAC gasta un poco más, 5,2 l/100 km y 143 g/km de CO2. El puntaje de carbono baja a 36, mientras que en contaminación saca un sobresaliente 48, por lo que la cifra total se queda en 84 puntos. El mérito de este modelo está en su elevado rendimiento con un sobrecoste muy pequeñito, 800 euros.

    9. Mercedes-Benz E 220d 9G-TRONIC - diésel (⭐⭐⭐⭐)

    Podría parecer que un diésel con 194 CV y casi 1,7 toneladas no tiene nada que hacer en ecología, pero todo depende de cómo sea de bueno el motor. En el caso de Mercedes-Benz, estamos ante un buen trabajo, ya que la puntuación en contaminantes es máxima, ¡como si fuese eléctrico! 50 puntacos.

    Además, el consumo de gasóleo es muy contenido, solo 5 l/100 km (homologa 3,9) y un equivalente a 159 g/km de CO2. En este aspecto se queda con solo 30 puntos, por lo que el total es de 80 puntos. Es, según el ADAC, el diésel más limpio del mercado.

    10. Mitsubishi Space Star 1.2 ClearTec - gasolina (⭐⭐⭐⭐)

    Por último, tenemos al más ligero de toda la lista, con 920 kilitos sobre la báscula y 80 marchosos CV. Su motor 1.2 Cleartec no es el último grito en tecnología, versiones menos evolucionadas ya se usaban hace 10 años en los smart forfour y Mitsubishi Colt.

    Homologa 4,1 l/100 km de gasolina, pero el gasto real más bien es de 5,2 l/100 km y 141 g/km de CO2. En ese aspecto saca 36 puntos, y en cuanto a contaminantes, 40 puntos, total, 76 puntos. Sí, parece mentira, pero un diésel de los buenos puede sacar mejores notas ecológicas que un atmosférico de inyección indirecta moviendo un peso pluma.

    Las excepciones confirman la regla.

    NOTA: Las imágenes corresponden a los modelos que se probaron en su momento, aunque hayan sufrido un restyling posterior

    Fuente: ADAC