¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

5 modelos descatalogados que se vendieron en EEUU en 2022

5 modelos descatalogados que se vendieron en EEUU en 2022
Viejo concesionario de Dodge y Chrysler en Massachussets Alden Jewell (Flickr) CC BY
Javier Costas
Javier Costas6 min. lectura

De vez en cuando tenemos noticia de algún modelo de los años 80 o 90 que ha sido guardado en una cápsula del tiempo y se ofrece a un precio bestial. Pero es más raro que haya coches comunes y corrientes sin venderse durante años.

En la Unión Europea estamos acostumbrados a que los vehículos nuevos tengan una caducidad natural por las normativas antipolución Euro. Antes de pasada cierta fecha, tiene que recibir matrícula y el contador de la depreciación empieza a contar (lo llamamos automatriculación) hasta que aparezca un comprador.

Sin embargo, en Estados Unidos es un poco diferente, porque un coche que aún lleva el sticker de fábrica se puede vender como nuevo aunque se haya fabricado hace años. Los datos de Cox Automotive, recopilados por Kelley Blue Book (*), nos hablan de 200 matriculaciones de coches que dejaron de fabricarse hace tiempo, aunque en este milenio.

NOTA: Enlace no accesible en la UE, salvo que uses VPN.

Dodge Journey

Puede que te acuerdes de este monovolumen con pintas de crossover, el Dodge Journey o su alter-ego italianizado por FCA, el Fiat Freemont. Estuvo en producción entre 2008 y 2020, y está a años luz de ser un coche de colección. Se produjeron más de un millón en Toluca, así que tampoco es precisamente escaso.

Sin embargo, Cox ha contabilizado 194 ventas de este coche, que debieron quedarse sin dueño no hace tanto. Su último buen año de ventas fue 2018, cuando se colocaron más de 94.000 en EEUU, pero los volúmenes cayeron a 74.687 en 2019, 40.341 en 2020, y 14.034 en 2021. Se ve que varios concesionarios tenían aún inventario.

Dodge Dart / Chrysler 200

Estos coches estaban destinados a morir ante el auge imparable de la moda SUV, que en EEUU ya se ha comido más de la mitad del mercado de turismos. La última generación del Dodge Dart, que toma su nombre de un histórico Dodge, tuvo lugar entre 2013 y 2016. Algo parecido respecto a su primo, el Chrysler 200.

Cox ha logrado identificar 6 ventas, 4 del Dart y 2 del 200. No es tan tan raro que se haya vendido un puñado, porque del Dart, desde 2018 inclusive, se han matriculado 417 unidades sin contar las cuatro últimas. Respecto al Chrysler 200, en 2019 se colocaron 47, y en 2020 ocho. Buena compra si estás harto de tanto SUV y quieres algo diferente con olor a nuevo.

Dodge SRT Viper

Seguimos con Stellantis y su herencia de la parte FCA, porque la producción de la última cobra venenosa ocurrió en 2017, y fue una traca final bastante gorda en cuanto a precios y exclusividad. Por lo menos un 2017 SRT Viper ACR se quedó sin dueño, seguramente porque el concesionario no quiso soltarlo antes.

Antes de la era de la inflación desbocada y los precios absurdos, ese coche tenía un precio a partir de 118.795 dólares. A saber la burrada que ha pagado alguien por tener un Viper nuevecito, teniendo en cuenta que, por ejemplo, un concesionario vendió uno usado por casi el doble de esa cantidad, con algo más de 200 kilómetros en el marcador.

Volkswagen CC

Sí, el derivado sedán-coupé del Passat también acabó mordiendo el polvo frente a alternativas de aires y suspensión más elevadas. La producción europea (la destianda a EEUU) cesó en 2016, y el modelo más deciente que estuvo a la venta en los states fue la 2017.

Pues por lo menos quedaban dos Volkswagen CC disponibles, los vendidos en 2022, teniendo en cuenta que con seis años encima hay muchas cosas que carecen respecto a un Audi último modelo como un A5 Sportback. La oferta saliente de este coche arrancaba en 34.475 dólares, aunque a buen seguro el concesionario ha pedido más por cada uno, ¡que faltan coches!

Suzuki XL7

Este caso es tan desconcertante, que Iker Jiménez tendrá que ponerse a ello cuanto antes. El Suzuki XL7 era un todocamino full-size con tres filas de asientos, de cuando Suzuki aún se vendía en Estados Unidos, y era fruto de una colaboración con General Motors. Había otros tres modelos con parentesco, Chevrolet Equinox, Pontiac Torrent y Saturn Vue.

Pues bien, el último model year que estuvo a la venta fue el 2009, cuando cesó la producción en Canadá, así que hablamos casi de un preclásico. Curiosamente, en 2009 solo se produjeron cuatro unidades de ese modelo, un desplome respecto a los 12.000 hechos en 2008. Posiblemente, a este no le hayan inflado el precio aunque sea todo un «last edition». En su día, sus precios arrancaban en 26.500 dólares. Sin ajustar la inflación, es una cantidad modesta hoy día en ese país.

Fuente: KBB