5 formas de tener controlados a los hijos al dejarles el coche

Uno de los mayores temores de un padre es dejar su coche a un hijo inexperto. La tecnología facilita a los particulares tener más controlados sus coches, aunque sin la sofisticación de los avanzados sistemas de control de flotas para empresas.

Las nuevas tecnologías facilitan más que nunca el que prestar el coche a un familiar o amigo deje de ser un deporte de riesgo. Cuando se trata de dejar el coche a un conductor con muy poca experiencia, hay varias aplicaciones que permanecen vigilantes ante ciertos comportamientos, ante la duda de la honestidad o responsabilidad del descendiente.

En países como Estados Unidos, donde es legal conducir desde los 16 años -siendo considerado menor de edad hasta los 21- los padres empiezan a tener muchas herramientas para disuadir a sus hijos de conducir de forma irresponsable. También podemos disfrutar de esa tecnología en Europa para los mayores de edad con poca experiencia.

Conozcamos algunas posibilidades:

Ford MyKey

Este sistema, exclusivo de vehículos Ford, lleva tiempo funcionando de forma exitosa en Estados Unidos. Una de las llaves del coche se puede codificar para que el coche avise con más antelación de cuándo salta la reserva, limite la velocidad, anule el equipo de música si no se usan los cinturones de seguridad, limite el volumen máximo o impida desconectar el control de tracción.

La simplicidad de uso es máxima, ya que solo han de programarse una vez las limitaciones asociadas a una llave concreta. No requiere aplicaciones móviles, y viene de serie en casi toda la gama, incluyendo el goloso Mustang. Eso sí, hay que tener cuidado de no perder de vista las llaves que no tienen limitaciones.

Everdrive

Se trata de una aplicación móvil que tiene como objetivo mejorar la conducción, analizando parámetros como la aceleración, uso del freno, suavidad en los giros, utilización del teléfono en marcha o exceder los límites de velocidad. Everdrive permite compararnos con otros conductores que nosotros elijamos, y pugnar por la puntuación más alta.

En el sentido práctico, Everdrive registra automáticamente los desplazamientos en coche y guarda los datos. Unos padres preocupados pueden exigir a su vástago que enseñe los registros de conducción, por lo que el susodicho prestará mucha más atención a su forma de conducir, una mala puntuación puede implicar no volver a tocar el coche en una temporada. No requiere instalación y vale para cualquier coche.

Seguro YCAR

Los jóvenes suelen pagar primas muy altas en sus primeros seguros, aunque sean conductores ocasionales dentro de la póliza de sus progenitores. MAPFRE se sacó de la manga un seguro especializado en jóvenes, donde se bonifica un menor riesgo al analizar la forma de conducir.

El chivato electrónico de YCAR tiene en cuenta datos como velocidad y horas de conducción, por lo que pagará menos en su renovación un conductor que circula en horario laboral dentro de los límites de velocidad que otro que conduce a altas horas de la madrugada con varias infracciones. Este chivato es muy disuasorio a la hora de hacer tonterías. Requiere instalación y queda oculto.

Toyota Safe and Sound

Esta aplicación funciona en cualquier coche, sea un Toyota o no. Su principio de funcionamiento es básico, mientras se conduce el teléfono no se puede manipular en marcha. De esta forma se evita uno de los principales problemas de las nuevas generaciones de conductores, las distracciones por uso compulsivo del móvil.

Por otro lado, la aplicación tiene una función "trolldad", que cuando el hijo excede los límites de velocidad, la música cambia a una lista de reproducción elegida por los padres. Parece una tontería, pero que empiece a sonar Leonard Cohen o James Taylor cuando el hijo ha ido a dar una vuelta con sus amigos puede tener un gran impacto psicológico.

Volkswagen Car-Net Security & Service

Los últimos modelos de Volkswagen tienen una interesante función que se asemeja el máximo posible a un gran hermano. Es una opción de pago que permite tener el coche controlado de forma remota. Es posible saber dónde está, a qué velocidad circula, e incluso recibir un aviso si se sale de una zona delimitada con anterioridad.

Dado que el sistema Car-Net no depende de teléfonos móviles con aplicaciones, resulta imposible burlarlo. Además, una de las ventajas del sistema es que en caso de accidente el propio vehículo llama a los servicios de emergencia, además de emitir una alerta que puede ver el propietario. Con este sistema ya no hace falta preguntar: "¿has llegado ya?"

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×