BlablaLines, para compartir coche a diario

La popular empresa de coche compartido acaba de lanzar en Francia un servicio pensado para corta distancia, BlablaLines, pensando en aquellos que hacen un trayecto regular a diario. De momento solo funciona en dos rutas, pero se extenderá a toda Francia durante 2018.

Cuando pensamos hoy día en BlaBlaCar, lo hacemos en viajes de media y larga distancia, no tanto para un uso habitual y continuado. Aunque la aplicación ya permite ese tipo de uso, no es una opción que se utilice mucho. Le faltaba un poco de empuje y de márquetin, pues eso es BlaBlaLines.

Ya funciona en Francia un servicio en dos rutas: Reims - Châlons-en-Champagne y Toulouse - Montauban. A lo largo de estas rutas los conductores declaran cuándo salen y sus lugares de paso, y se van registrando en la aplicación. Los pasajeros pueden controlar el flujo de coches y subirse en el que más comodo le convenga, minimizando esperas.

La extinta Carpooling también permitía algo similar

En otras palabras, se trata de un servicio que se parece más a una línea de autobús regular, pero siempre con el ánimo de compartir gastos, no de lucrarse. Al menos en el caso francés, la tarifa es única y basada en kilometraje, los conductores no pueden poner los precios que quieran. De momento es un experimento a baja escala.

Desde el punto de vista legal y teniendo en cuenta las normativas españolas, tiene un encaje total. Los conductores comparten viajes que van a realizar de todas formas, por lo que no hacen viajes a la carta, que es lo que haría un taxi o la modalidad prohibida de Uber con coches de particulares.

Por otro lado, al no existir ánimo de lucro -UberPOP lo tenía- no hacen falta autorizaciones en materia de transporte, ni seguro adicional. Entraría dentro de la figura de transporte compartiendo gastos, entre personas que tengan una relación de amistad o socialmente equivalente. Tampoco es una competencia desleal al taxi.

Las rutas serán generalmente de menos de 50 kilómetros

A fin de cuentas el pasajero tiene que aceptar el recorrido y paradas previstas del conductor. De momento la aplicación solo funciona en terminales Android y para el mercado francés, la versión para iPhone se encuentra en desarrollo. Por lógica gravitacional, BlaBlaLines llegará a nuestro país más tarde o más temprano, habida cuenta de la popularidad de BlaBlaCar.

Los conductores tendrán control total sobre el horario y no tendrán que esperar a los pasajeros en las paradas

Las ventajas de suponen evidentes tanto para conductor como para pasajeros. El conductor ve aliviados inmediatamente sus gastos diarios, no solamente el combustible, ya que utiliza el coche para ir a trabajar, a la universidad, o a donde sea. Por otro lado, los pasajeros se mueven en un transporte económico y más personalizado.

Por el momento, la aplicación no tiene sistema de cobro automatizado, el pago se realiza en mano a los conductores. BlaBlaCar nació así, la aplicación proponía un precio y se abonaba en efectivo. Actualmente BlaBlaCar tiene un sistema de pago por tarjeta de crédito y los conductores no ven el efectivo.

BlaBlaLines empieza con comisión cero

Tras la reciente remodelación del sistema, ya no hace falta que los conductores pidan a los pasajeros el localizador de seis letras. Salvo que una de las partes declar que el viaje no se ha realizado, los pasajeros pagan por adelantado y el conductor recibe las aportaciones a la semana siguiente de haber hecho el viaje, todo de forma automática.

El sistema irá asignando automáticamente paradas en las rutas para que pasajeros y conductores coincidan y no haya retrasos

El futuro de la aplicación es más que previsible. Aumentará el número de conductores y rutas, por lo que progresivamente irá creándose una red de rutas en horario laboral que irá atrayendo pasajeros. En algunos casos, habrá gente que deje de utilizar tanto el transporte público y los coches aumentarán su ocupación media. Si dos conductores se alternan, hay un beneficio en materia de contaminación y aparcamiento.

Habrá que crearse una cuenta nueva, no valdrá la de BlaBlaCar

Para cuando BlaBlaLines llegue a nuestro país, no habrá ningún problema legal, aunque puede preverse alguna fricción con colectivos de taxistas que vean aquí una competencia desleal. La verdad, no hay mucha gente que utilice taxis diariamente para desplazamientos habituales, su utilización es más bien puntual. En todo caso puede notarse algún impacto en el transporte público o en una leve reducción del tráfico para los que dejen de usar su coche o se alternen con otro conductor.

Cuando BlaBlaLines se expanda a nivel europeo, los efectos serán más visibles. Las autoridades públicas se supone que incentivan una mayor ocupación de los coches, ya que uno de los sinsentidos de la sociedad moderna es que haya atascos repletos de coches con un solo ocupante. Puede haber menos coches y el mismo número de pasajeros, pero alguien tiene que ponerles de acuerdo.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×