¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    BMW lanzará un modelo de conducción autónoma de nivel 5 en 2021

    BMW ha anunciado hoy en Berlín que están desarrollando un vehículo de conducción autónoma de nivel 5, cuyo lanzamiento será en 2021.

    El nivel 5 es el más alto en cuanto a la clasificación de los sistemas de conducción autónoma

    Prototipo del BMW Serie 5 autónomo presentado en el CES 2017.

    Las declaraciones del Vicepresidente para conducción autónoma de BMW no inducen a error, la marca alemana está trabajando ya en un modelo que disponga de capacidades de conducción autónoma de nivel 5, es decir, un vehículo autónomo por completo, que no precisa de presencia humana para operar por si solo.

    "Estamos en el camino para ofrecer un coche en 2021 con los niveles 3, 4 y 5." Elmar Frickenstein, Vicepresidente para conducción autónoma de BMW Group.

    Estas declaraciones de Frickenstein tuvieron luigar durante un panel de discusión en Berlín, durante el día de ayer, y confirman lo avanzado de las investigaciones y el desarrollo de esta tecnología en el seno de la marca alemana, en un momento en el que los grupos automovilísticos más importantes aún trabajan para implementar sistemas de asistencia a la conducción de nivel 2. Fue el verano pasado cuando la marca alemana anunció su cooperación con Molbileye, ex socio de Tesla, para crear un modelo autónomo de cara a 2021.

    Serie 5 autónomo. La última novedad revelada por la marca.

    Como ya os explicamos en su momento, podemos diferenciar o clasificar las capacidades de conducción autónoma de los vehículos en 5 niveles, según las capacidades y rendimiento del sistema. Aunque para algunos organismos, como la National Highway Traffic Safety Administration o NHTSA estadounidense, esta clasificación contempla solo 4 niveles.

    Los únicos niveles en los que realmente podemos hablar de conducción autónoma son los dos más altos, 4 y 5, en los que no es necesaria intervención alguna del conductor, en ninguna de las maniobras.

    Tan solo indicamos el destino y el vehículo se encarga de todo, en cualquier circunstancia de tráfico o meteorológica. La diferencia fundamental entre estos dos niveles es que en el último encontramos una evolución mayor de la capacidad de los sistemas del vehículo para “leer” su entorno y poder “pensar” por si mismo, para dar la debida respuesta a cada situación concreta en el momento adecuado.