¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Canatu presenta unos faros LED calefactables, una tecnología que evita la congelación

    Canatu presenta unos faros LED calefactables, una tecnología que evita la congelación
    Detalle de la función de descongelación de los faros, la nueva tecnología de CanatuCanatu
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Los fabricantes apuestan por interesantes gadgets que puedan ser útiles para los clientes. Algunos más interesantes para los países del norte de Europa o donde las temperaturas son extremadamente bajas. Los finlandeses de Canatu acaban de presentar unos faros de LED calefactables, que evitan la congelación de los grupos ópticos.

    La opción de los espejos retrovisores calefactables o la eyección de agua caliente sobre los limpiaparabrisas evitan que las bajas temperaturas impidan conducir, unas soluciones que cada vez más coches equipan incluso de serie, especialmente útiles en climas extremadamente fríos del norte de Europa o en alta montaña.

    Los especialistas de Canatu saben lo que son estas circunstancias, mucho más cuando el frío y el hielo ataca a los faros. El proveedor finlandés ha encontrado la solución innovadora para la iluminación frontal, una tecnología avanzada que pasa por aplicar calor evitando que se congelen o el cristal se empañe. Una finísima película transparente que cuenta con unas resistencias que se calientan evitarán las inclemencias meteorológicas más duras sobre los faros de LED.

    Canatu explica el principio de funcionamiento de la nueva tecnología de descongelación de los faros LED

    Los faros de xenón obligaron a incluir un sistema de limpieza de las ópticas, pero fue Mercedes la que se percató de que este sistema no hacía falta con los faros LED, por lo que la gran mayoría han eliminado el equipamiento de limpieza. Sin embargo, ningún fabricante consideró un sistema de calefacción de los faros. Y es que uno de los problemas de los diodos electroluminiscentes no calientan la superficie del faro como lo pueden hacer las halógenas o las de descarga de gas, por lo que con el frío, los faros se congelan por fuera y se empañan por dentro.

    La tecnología que proponen los de Canatu se basa en un polímero especial que resiste los cambios de temperaturas, con el que se fabrica la película transparente, y a la que se añaden unos micropuntos que se calientan cuando es necesario. De esta forma, no se daña la estructura de policarbonato de los faros ni tampoco los proyectores LED.

    Por ahora, el proveedor ha desvelado la tecnología, y se ha alzado como el primero, pero no ha señalado si algún fabricante se ha interesado en hacerse con ella. En cambio, sí ha apuntado que es una solución interesante para futuros coches autónomos, en los que será el propio vehículo el que se encargue de mantener todos los sistemas en orden de funcionamiento, y no el propietario.