¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    CATL anuncia el desarrollo de nuevas baterías sin níquel ni cobalto

    Esquema de la plataforma MEB de VAGVolkswagen

    CATL ha anunciado que está desarrollando una nueva tecnología de baterías para coches eléctricos que no emplean níquel ni cobalto, aunque no se trata de las conocidas baterías de litio-ferrofosfato (LFP), y que por tanto serán mucho más económicas de fabricar que las baterías actuales.

    Un portavoz del gigante chino CATL ha confirmado que están desarrollando un tipo de baterías totalmente nuevo que prescinde por completo del cobalto y el níquel para su composición. Dos materiales muy raros y caros que son empleados en casi todas las baterías que podemos encontrar actualmente en vehículos eléctricos.

    Según Meng Xiangfeng, portavoz del fabricante de origen chino, la compañía ya tiene muy avanzado el desarrollo de esta nueva tecnología de baterías, pero como es lógico, rehusó dar detalles sobre la misma. Ni siquiera reveló una fecha estimada para la presentación o lanzamiento de estas nuevas baterías. Por lo que por el momento no podemos decir gran cosa sobre el nuevo desarrollo de CATL.

    Vehículo eléctrico cargando sus baterías.

    Aunque ya existen en el mercado baterías que no emplean níquel ni cobalto, las baterías de litio-ferrofosfato o LFP, este nuevo desarrollo de CATL promete ser un tipo de baterías totalmente nuevo, con una química muy distinta a las baterías LFP, de las que CATL precisamente surte a Tesla para los Model 3 fabricados en Shanghái.

    Aunque aún es muy pronto para aventurarse a asegurar nada sobre esta nueva tecnología, lo cierto es que poder prescindir del níquel y del cobalto totalmente puede abaratar significativamente los costes con respecto a las baterías convencionales. Y como es evidente, cualquier reducción en el precio de las baterías va a incidir positivamente en el precio final de los vehículos que las montan, pues las baterías son sin duda alguna el elemento más caro de cualquier coche eléctrico.

    Actualmente, CATL es el mayor fabricante de baterías para vehículos eléctricos del planeta y suministra a marcas como Volkswagen, Tesla o Toyota, entre otros. Además podemos encontrar sus baterías en numerosos vehículos comerciales y de transporte de pasajeros.