¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Este "concesionario" multimarca no vende coches eléctricos, solo los muestra

    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    Se trata de un nuevo concepto de marketing, poner varios coches eléctricos cerca, aunque compitan entre ellos, solo para darlos a conocer

    Es una exposición donde no se venden coches, pero se pueden reservar pruebas o enlazar con un concesionario para comprar

    Bienvenidos al Electric Vehicle Experience Centre (EVEC)

    Nos hacemos eco de una curiosa iniciativa que se ha llevado a cabo en Milton Keynes, una localidad mediana al norte de Londres (Reino Unido). Es lo más parecido a un concesionario multimarca de coches eléctricos sin serlo, ya que no hay comerciales sino asesores sobre coches eléctricos sin importar la marca.

    A finales de julio se abrió esta exposición donde caben cuatro coches eléctricos que van rotando. Es el fruto de una colaboración pública y privada, ya que han puesto fondos tanto el Gobierno como la autoridad local, así como una empresa de puntos de recarga, Chargemaster. La entrada es gratuita.

    Este experimento se repetirá en otros lugares si funciona bien, es el primero de su tipo en Europa, aunque el planteamiento es similar al de una "Tesla Store". El objetivo es dar a conocer los coches al público, y pocos sitios hay mejores que un centro comercial, donde la afluencia de gente está asegurada.

    Reino Unido está experimentando un crecimiento salvaje en matriculaciones de coches eléctricos, pasando de 5.000 unidades en 2012 a más de 100.000 este año. Se prevé que para 2020 se alcance un ritmo de 150.000 unidades actuales. Ahora mismo solo el 2% de las ventas británicas corresponden a coches enchufables.

    Los fabricantes apartan temporalmente sus diferencias, puede verse en la misma exposición un Renault ZOE, un BMW i3, un Nissan Leaf y un Mitsubishi Outlander PHEV. A los curiosos una serie de expertos les instruyen en los caminos de la movilidad eléctrica, y al que le pique la curiosidad le pueden concertar una prueba.

    Es posible reservar una breve prueba de conducción en las cercanías o, en el caso de gente realmente interesada, proporcionarles un coche durante una semana para ver si encaja en su estilo de vida. La alcaldía de Milton Keynes pretende que los eléctricos pasen a ser del 1% de las ventas en la zona a casi la cuarta parte en solo cinco años.

    Esta exposición llega en un momento muy oportuno, ya que a partir de 2040 no se podrán matricular más coches con motores gasolina o diésel en el país, tendrán que ser de cero emisiones. Aunque faltan 23 años, no viene mal ir concienciando a la población sobre este nuevo tipo de movilidad. Además, tienen aparcamiento gratuito y pueden ir por el carril bus de la ciudad.

    Aparentemente es un escenario donde todos ganan, un win-win. Aunque alguna marca puede perder puntualmente alguna venta, si se consiguen más matriculaciones de eléctricos eso favorece al ecosistema de recarga de la zona. Chargemaster, obviamente, estará encantado si tiene más clientes a los que servir.

    Desde el punto de vista práctico, si la red de recarga aumenta su rentabilidad se incentiva la colocación de más puntos para enchufar el coche, por lo que se gana en movilidad para todos los que tengan un modelo compatible. Este "concesionario" solo pone en contacto a compradores y vendedores, no se inmiscuye en el resto del proceso.

    No todas las marcas que comercializan eléctricos están en el ajo, por ejemplo, falta Tesla, aunque su clientela ya sabe dónde buscar y no suele dudar entre modelos mucho más económicos. Recordemos que Tesla hace coches de gama alta y suelen costar fácilmente el triple que los expuestos de otras marcas.

    De momento la oferta en modelos 100% eléctricos e híbridos enchufables empieza a crecer, pero no es demasiado abundante y no se abarcan todos los segmentos ni mucho menos. Eso sí, para la clientela es mucho mejor tener varios modelos cerca y con la comodidad de un centro comercial con horarios más amables, y sin ir a polígonos industriales.

    En nuestro país pocas veces han podido convivir varios coches eléctricos competidores, como el Salón del Automóvil de Madrid o el Salón del vehículo y combustible alternativos de Valladolid. A diferencia de esta exposición, que es permanente hasta nueva orden, hablamos de ocasiones escasas y que duran a lo sumo pocos días.

    ¿Para cuándo algo así en España? Será por centros comerciales...