¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La DGT sufre un varapalo judicial al no aplicar el margen de error de los radares de velocidad

    Varapalo judicial para la Dirección General de Tráfico.

    La Dirección General de Tráfico (DGT) ha sufrido un total de cinco varapalos judiciales al no aplicar el margen de error de los radares en las multas de velocidad. Unas sentencias dictadas que han permitido reducir a una tercera parte las sanciones que Tráfico había impuesto al os conductores.

    Según la información publicada por la AEA (Automovilistas Europeos Asociados), un total de cinco nuevas sentencias judiciales dictadas por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo números 1, 21, 22 de Madrid, 2 de Vigo y 9 de Valencia, han estimado los recursos planteados por los servicios jurídicos de dicha asociación, lo que ha permitido reducir en una tercera parte las sanciones que Tráfico había impuesto a los conductores por exceso de velocidad.

    Estamos ante un auténtico varapalo judicial para la DGT (Dirección General de Tráfico) al no haber aplicado correctamente el margen de error de los radares con los que se captan los excesos de velocidad. En cada uno de estos casos recurridos la DGT había impuesto una multa de 300 € y la pérdida de 2 puntos del carnet. Los tribunales consideran ahora que la sanción máxima a imponer sería, en todo caso, de solo 100 € sin retirada de ningún punto, «porque a la velocidad que aparece consignada en la foto hay que descontar el margen de error que tiene el aparato».

    Estas nuevas resoluciones judiciales se unen a una lista de sentencias ya dictadas por tribunales de toda España y avala la denuncia realizada en 2010 por la AEA, al respecto del erróneo criterio sancionador que la DGT, el Gobierno del País Vasco, la Generalidad de Cataluña y más de una docenas de ayuntamientos, han venido aplicando desde entonces para llevar a cabo las sanciones por exceso de velocidad.

    Debido al aumento de las resoluciones judiciales que dan la razón a los ciudadanos que recurren, a finales del pasado año 2019 el Gobierno Vasco cambió de criterio y empezó a graduar correctamente el importe de las sanciones impuestas por exceso de velocidad descontando el margen de error máximo de los radares. Un margen de error que es el siguiente:

    La AEA estima que desde el mes de mayo de 2010 se han impuesto en España más de 2 millones de multas con importes y detracción de puntos superiores a los establecidos en la Ley de Seguridad Vial, por un valor aproximado de unos 400 millones de euros.

    Fuente: AEA Club